Terés: “El gobierno no debe especular con la necesidad de los trabajadores”

Por Comunicación CTAA* | Docentes, asistentes escolares y profesionales de la salud pública provincial confluyeron nuevamente en un acto unitario, expresando el rechazo a la propuesta salarial del gobierno cuyo accionar calificaron de “perverso”.

Por segunda semana consecutiva, el sector educativo provincial desarrolló un paro de 48 horas y el de salud de 24 horas sin asistencia y con sostenimiento de guardias mínimas. Es que la oferta del gobierno santafesino en la paritaria no sólo resultó insuficiente, sino que fue tomada “como una burla”.

“Es un paro con acatamiento muy alto y movilización importante, que refleja el malestar de la docencia y los trabajadores del estado ante la política salarial que tiene el gobierno de la provincia, preguntándose cuál es el tipo de la negociación colectiva, porque hoy es irresponsable, perversa. Hay una falta de respeto que se centra en el Ministerio de Educación que se ufanó de iniciar las conversaciones en febrero, sin dar propuestas. Es una actitud de mucha agresión a sectores con zozobra económica. El gobierno debería tener celeridad y no especular con el estado de situación de los trabajadores y trabajadoras”, aseguró el Secretario General de la CTAA y Amsafe Rosario, Gustavo Terés.  El sector docente exige un piso del 35% de aumento salarial y un aumento del básico.

La Secretaria de Organización la CTAA local y Adjunta de ATE Rosario, Lorena Almirón repudió “este ofrecimiento del gobierno provincial que es una burla, que consta de míseros 1200 pesos como suma fija no remunerativa, no bonificable, que no impacta en nuestro recibo de sueldo, supeditando la cláusula gatillo a la recaudación provincial. No nos satisface, ni siquiera llega a tener la posibilidad de ponerlo a consideración de los compañeros y compañeras”. Recordó que el salario promedio de los y las asistentes escolares ronda los 18 mil pesos, muy por debajo de los 26 mil pesos de la línea de pobreza. Y denunció que la cláusula gatillo de noviembre significó entre 340 y 700 pesos, “lo que alcanza para una suma mínima de supermercado”.

SIPRUS –Fesprosa, realizó por segunda semana consecutiva un paro de 24 horas sin asistencia a lugares de trabajo con sostenimiento de guardias mínimas. Es un plan de lucha votado por el 93% de los y las profesionales de la salud, que exigen un 35% de aumento, más una suma que recomponga lo perdido en 2018 y una cláusula gatillo realmente automática. Además insistieron en la necesidad de equiparación salarial entre monotributistas y trabajadores de planta permanente.

Reclamos globales

Además de la cuestión salarial, todos los y las trabajadoras públicas provinciales exigen en sus sectores mayores recursos para infraestructura, creación de cargos, pase a planta, y la actualización ya de las asignaciones familiares en la provincia de Santa Fe, que son de las más bajas del país.

“Así como exigimos salario igual a la canasta familiar, también insistimos con la actualización de las asignaciones familiares, se pagan 260 pesos por hijo, 170 pesos anual por ayuda escolar. No alcanza para nada, por eso apareció también la necesidad de implementar el medio boleto, hay compañeros que tienen que pagar dos colectivos diarios”, explicó Lorena Almirón. Además resaltó que en las vacaciones se registró un incremento del 20% de chicos y chicas que asistieron a comedores escolares. “Necesitamos más compañeros y compañeras trabajando porque crecen las inscripciones en los comedores, donde hay lista de espera los primeros meses del año, necesitamos aumento ya de las partidas”, dijo la Adjunta de ATE Rosario.

Desde el sector docente, también apuntaron la necesidad de “terminar con la agresión perversa hacia los trabajadores que quieren cuidar su salud y fueron salvajemente auditados, y avanzar en la creación de cargos y edificios para jardín de 4 años”.

Integrantes de SIPRUS, antes de participar del acto unitario en Plaza San Martín, protestaron en diversas oficinas provinciales de la Caja de Seguridad Social y Previsión del Arte de Curar, en la cual hay trabajadores autónomos que destinan un 30% del salario a la jubilación. Ante ese desfasaje hay 4 mil personas con intimaciones, amenazas de embargo e inhibiciones. Exigen que se suspendan por 6 meses y se geste una nueva normativa, con escalas de aportes coherentes. La movilización en esa dependencia se realizaron también en Reconquista y Santa Fe, donde participó entre otros el Gremio Odontológico Argentino (GOA – CTAA)

Para profundizar el plan de lucha, mañana habrá un plenario de delegados y delegadas en ATE Rosario que realizarán un cese de actividades de 10 a 14 horas. “Exigimos al Consejo Directivo Provincial de ATE que, ante una nueva propuesta, la ponga a consideración de todos los afiliados y afiliadas, porque están sentados en la paritaria en representación de todos y no de interés de unos pocos”, espetó Almirón.

Por su parte, desde SIPRUS mañana participarán a las 16.00 horas de una nueva mesa de negociación “sin muchas expectativas”, según afirmó su Presidente, Diego Ainsuaín, quien alertó que realizarán asambleas y votación que, de no mejorarse la propuesta salarial, decantarán en nuevas protestas la semana entrante.

*Nota y fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTAA Rosario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *