Vigilia por Justicia para Paula Perassi

El próximo jueves iniciará el juicio oral por la desaparición de la joven sanlorencina Paula Perassi. Un caso emblemático que movilizó al sur de Santa Fe desde el 18 de septiembre de 2011 a la fecha. Junto a la Multisectorial de Mujeres, la CTA Autónoma convoca a una vigilia en el centro de justicia penal donde se desarrollarán las audiencias. La cita será desde las 06.00 en Sarmiento y Virasoro.

“Es el juicio que estamos esperando en el movimiento de mujeres hace siete años y medio”, aseguró Liliana Leyes, integrante de la CTAA, ATE Rosario y miembro de la Multisectorial de Justicia por Paula. Cuando desapareció, Perassi tenía 34 años y dos hijos. Alberto y Alicia, padre y madre de Paula han desarrollado una lucha constante todos estos años, que les ha valido estar prácticamente privados de su libertad en su hogar por cuestiones de seguridad y verse obligados a portar chalecos antibalas. En ese transitar fueron acompañados por la comunidad y los grupos de mujeres del Cordón Industrial y Rosario.

“Desde la Multisectorial por Paula Perassi y Articulación Feminista, le pedimos formalmente a la Secretaria de Derechos Humanos de la Provincia de Santa Fe un acompañamiento integral a la familia durante el juicio, vinculado a lo psicológico y de traslado en materia de seguridad”, resaltó Leyes.

Acusados

Habrá cuatro civiles y cinco policías en el banquillo de los acusados durante el mes que duren las audiencias. Al desaparecer, Paula tenía un reciente embarazo producto de una relación extramatrimonial con el empresario de transporte Gabriel Strumia. La teoría de fiscalía y querellas es que el hombre la llevó engañada a interrumpir el embarazo y ella murió en esa acción. El cuerpo de la joven nunca apareció.

En los pedidos de pena fiscalía y querellas apuntarán a Strumia, su esposa, Roxana Michl; su chofer y mano derecha, Antonio Díaz; y la mujer acusada de practicar el aborto, Mirtha Rusñisky. Los cuatro enfrentan cargos por los delitos de “aborto sin consentimiento seguido de muerte” y “privación ilegítima de la libertad”, cuya condena podría alcanzar la prisión perpetua.

El ex jefe de la Agrupación Cuerpos de San Lorenzo, Adolfo Puyol enfrenta dos acusaciones: Fiscalía apunta al delito de encubrimiento y otros; mientras que la querella lo incluye en la misma figura penal que los civiles. Por su parte, los agentes Jorge Krenz, Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez (hoy con prisión domiciliaria) son señalados por encubrimiento agravado por ser funcionarios policiales, sustracción de pruebas, falsedades e incumplimientos.

Además de amenazas, balaceras, destratos judiciales, engaños policiales, la familia Perassi asistió a sucesivos cambios de manos de la causa, pues el peso de la trama que incluye la complicidad policial, puso en tensión a más de un juez. Por eso los acusados estuvieron durante estos ocho años intermitentemente en libertad y con alguna forma de prisión. Ahora la definición penal estará a cargo del tribunal integrado por Griselda Strólogo, Mariel Minetti y Alvaro Campos. Se espera que declaren unos 200 testigos.

“Sólo quiero que me devuelvan los huesos de mi hija”, repite con desgarradora simpleza Alberto Perassi en cada marcha y acto que participa. Se los debe a sus nietos, dice. “Será la fortaleza que expresemos en este momento nodal lo que logrará no sólo encontrarla, sino hacer justicia en un caso que nos convoca a todas las mujeres, porque la justicia por Paula, es justicia para todas”, expresaron desde la CTAA Rosario.

*Comunicación CTAA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *