Declaración de la CTA Autónoma de cara al Paro Nacional del 30A

O terminamos con el FMI o el FMI terminará con nuestro pueblo

Este 30 de abril vamos camino a un paro nacional y una nueva jornada nacional de lucha que, desde esta Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina Autónoma Regional Rosario, apostamos a que sea activa, unitaria, multisectorial y con movilizaciones multitudinarias en todo el territorio argentino.

Lo hacemos empalmando esta pelea nacional por la dignidad de nuestro pueblo, con la conmemoración laica más importante de cada año: el Día Internacional de Los Trabajadores el 1º de Mayo, que nos posiciona ante un contexto internacional de resistencias globales, en el que recuperar la perspectiva internacionalista de la lucha de clases es un factor fundamental para romper con el avance del fascismo y el neoliberalismo a nivel global.

Un paro activo con movilización unitaria, de cara a un necesario y urgente plan de lucha nacional es la condición necesaria para cambiar el rumbo del gobierno nacional de Mauricio Macri y sus seguidores provinciales. En nuestra provincia las paritarias públicas cerradas en un 12% fueron una clara muestra de la similitud que guardan los diversos signos políticos a la hora de descargar las crisis: siempre se corta el hilo por lo más delgado.

El pueblo no puede esperar a las elecciones de octubre. La industria colapsa, el ejército de desocupados y desocupadas se engrosa, la precarización que se instala como modelo laboral pauperizando especialmente a las nuevas generaciones de trabajadores, los niños y niñas no tienen qué comer en el país del pan, la represión se va imponiendo como única respuesta ‘de contención social’.

El ajuste sangra en su parte más desprotegida. Según UNICEF un 42% de los niños, niñas y adolescentes en Argentina viven bajo la línea de pobreza (5,5 millones). Es un escándalo esta realidad que condiciona el presente y futuro de nuestro país.  Semanas atrás en un acto desesperado, una jubilada se arrojó a las vías del subte en Buenos Aires porque no le alcanza para vivir. La desestructuración del tejido social y el empobrecimiento de quienes viven del trabajo propio, termina por romper a las personas y ese dolor nos atraviesa. ¿Cómo vive hoy con 10.400 pesos una persona mayor de edad? ¿Cómo alquila? ¿Cómo se hace de los remedios necesarios? ¿Cómo asume su dignidad y se planta ante la autosustentación después de una vida entera de trabajo?

En Rosario según los últimos relevamientos unas cien mil personas habitan 112 villas, donde día a día llegan nuevos vecinos forzados por la pérdida de empleo, para compartir precarias condiciones de vida que incluye la falta de agua potable, estando junto a una de las cuencas de agua dulce más grandes del planeta.

Retumba con este panorama la pregunta de las trabajadoras y trabajadores de la fábrica Verbano de Capitán Bermúdez, en una crisis que aparenta ser terminal: ¿quién va a comprar platos cuando se compra la carne en cuotas? Lo mismo puede trasladarse a todos los niveles de la industria y el consumo, en caída libre hace meses. No alcanza con planes ficticios de acuerdos de precios con los mismos formadores que se beneficiaron con la remarcación salvaje.

Está claro que el sujeto golpeado, vapuleado, sobre el que se descarga la crisis generada por los propios sectores de poder, es el pueblo, las y los trabajadores, los niños, niñas y adolescentes, jubilados y jubiladas. Pero igual de claro debe estar la denuncia de los beneficiarios de este modelo de pobreza planificada a largo plazo.

Los tarifazos que hemos sufrido en los últimos tiempos permitieron, entre otras cosas, que las distribuidoras energéticas multiplicaran por diez su facturación entre 2015 y 2018. En los últimos 6 meses, el Estado pagó por intereses de Leliq (un bono que tienen únicamente los bancos), el equivalente a 1.000.000 de sueldos durante el mismo período. En un marco de una inflación del 51,2% en doce meses, lo que cada trabajador y trabajadora le transfirió al capital asciende a 135.227 pesos desde que asumió Cambiemos. Pero eso sí: aún los salarios que se despegan algo de la línea de pobreza siguen pagando ganancias.

Cada argentino y argentina que nace, viene al mundo con una deuda de casi siete mil dólares. Eso en un país con una línea de pobreza en los 27 mil pesos y un salario mínimo legal reconocido en 12.500, y sueldos de 15 mil pesos promedio. El endeudamiento feroz deja al país en una larga marcha de penurias donde lo peor de la mano del Fondo Monetario Internacional siempre está por venir.

Desde la CTA Autónoma sostenemos que no hay margen para esperar: el gobierno debe cambiar el rumbo económico. Para ello venimos alentando y sosteniendo amplios márgenes de unidad de acción en diversas iniciativas de movilización y protestas. El pueblo ha dado muestras de su voluntad de resistencia, por lo que quienes estamos al frente de las organizaciones obreras y populares debemos recuperar el planteo del gran Agustín Tosco: “Nada debe desalentarnos. Nada debe dividirnos. Nada debe desesperarnos”. El año electoral no puede condicionar nuestro deber social e histórico.

A 50 años ‘los Azos’ (Cordobazo, Rosariazos, etcétera), en vísperas de un nuevo Día Internacional de Los Trabajadores, desde la CTA Autónoma Regional Rosario levantamos en alto nuestras banderas de lucha:

  • Basta de ajuste. Ni Un despido más. Protección del trabajo y la industria nacional
  • Defensa de la soberanía política y económica
  • Aumento de emergencia ya de asignaciones y jubilaciones. 82% móvil para los jubilados
  • Salario mínimo, vital y móvil según su definición constitucional para toda la clase obrera. No al impuesto al salario.
  • Aumento ya del presupuesto para Salud y Educación NO a la CUS
  • Basta de tarifazos: que cese la transferencia feroz a la timba de las grandes empresas
  • Reforma impositiva ya: que paguen más quienes más tienen.
  • Igual remuneración por igual tarea y acceso equitativo de géneros a los puestos laborales.
  • Defendemos la Salud y la Educación Públicas

LA DEUDA EXTERNA ES UN FRAUDE

TERMINEMOS CON EL FMI O EL FMI TERMINARÁ CON NUESTRO PUEBLO


MARCHAMOS el martes 30 de abril a las 10:00 de Plaza 25 de Mayo hacia la Bolsa de Comercio de Rosario


One Comment

  • […] La CTA Autónoma expresó en una declaración de cara a la medida de lucha y el 1º de Mayo que “sostenemos que no hay margen para esperar: el gobierno debe cambiar el rumbo económico. Para ello venimos alentando y sosteniendo amplios márgenes de unidad de acción en diversas iniciativas de movilización y protestas. El pueblo ha dado muestras de su voluntad de resistencia, por lo que quienes estamos al frente de las organizaciones obreras y populares debemos recuperar el planteo del gran Agustín Tosco: “Nada debe desalentarnos. Nada debe dividirnos. Nada debe desesperarnos”. El año electoral no puede condicionar nuestro deber social e histórico”. (VER DECLARACIÓN COMPLETA AQUÍ) […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *