Quagliaro cumpliría 86 años

Por ATE Rosario* | El 22 de junio se cumple un nuevo aniversario del nacimiento del histórico dirigente y militante de ATE, la CGT de los Argentinos y la CTA, Héctor Quagliaro. Relatos de quienes lo han homenajeado y palpitado junto a él los momentos más intensos de su vida sindical.

Militancia, reconocimiento, memoria, todas palabras ligadas en ATE a Héctor Santiago Quagliaro. Incansable militante desde la primera hora de una Asociación Trabajadores del Estado que se formó y se transformó con su participación en ella. Este 22 de junio se cumple un aniversario más de su natalicio.

Héctor Quagliaro caminó la historia local y nacional durante unos 55 años, y es parte del recuerdo imborrable de quienes estuvieron a su lado transformando la realidad de los trabajadores y de su gremio. En el día de su nacimiento y a nueve de su muerte, retomamos los relatos de algunas personas que han homenajeado su memoria, con quienes palpitó los momentos más intensos de su vida sindical.

Raúl Daz, Secretario General de ATE Rosario recuerda a la figura emblemática que fue para ATE y para los trabajadores: “como dijo siempre Quagliaro, estamos abriendo el cauce, y nosotros somos parte de esos miles a los que le abrió un cauce histórico. Hoy tenemos que ser consecuentes con esto. Y, sobretodo, como le gustaba cerrar los discursos, acordarnos constantemente de la frase que escribió Jauretche y Héctor hizo suya, ‘O es pa´todos la cobija, o es pa´todos el invierno’. Su nombre es la referencia de una persona imborrable”.

Leticia, su hija, militante social y política, piensa que “si hay algo que tenía el viejo en su larguísima trayectoria sindical es que él siempre decía que ATE era las Naciones Unidas y que acá habíamos logrado aglutinar compañeros de distintas procedencias y pensamientos diversos, por lo que ha cosechado mucho respeto en la sociedad rosarina. Desde ATE y CTA seguimos el mismo camino, creyendo en lo que creía Héctor, en una sociedad con más derechos, con más justicia, peleando por la América morena”.

H__ctor

“Cuando uno viene a hablar de Quagliaro viene a hablar de compromiso. Remarcando algo que dijo y que hizo, que él ‘vivía como hablaba’. Quagliaro sigue vivo y dejamos el desafío de que, como dicen los pibes del Ludueña, si está vivo hay que festejarle el cumpleaños”, dice el Secretario General de CTA Autónoma de la provincia de Santa Fe, Gustavo Martínez. En la conciencia de los trabajadores, Héctor hoy cumpliría 86 años.

Alguna vez, Eduardo Zanella, abogado laboralista, histórico representante legal de la CGT durante finales de los años ’60 y principio de los ’70, también partícipe de la creación de la emblemática CGT de los Argentinos junto a Héctor Quagliaro, afirmó que quería recordar “algo muy importante en la vida de Quagliaro y en la vida de muchos de los que lo han acompañado en su recorrido por el movimiento de trabajadores y por el movimiento cívico y político de esta ciudad de Rosario. Quiero recordar a Quagliaro desde una humilde escuela de aprendices del Ministerio de Obras Públicas de la Nación. Escuela que existía a partir de 1943 de forma racional y organizada. Lo recuerdo a Quagliaro luchando desde esa escuela, y desde esa escuela llegaron a este sindicato, llegaron y formaron parte de ATE, y se distinguieron durante 50 años en la defensa de los derechos de los trabajadores. Se distinguieron de tal forma que llegaron a dirigir, a conducir alguna parte del movimiento sindical argentino. Le dieron forma, le dieron organización, estuvieron presentes en todas las luchas”.

Vicente Militello, quien acompañara a Quagliaro durante décadas, trajo el recuerdo en primera persona: “nosotros empezamos hace muchos años, eramos casi adolescentes y creamos una agrupación a la altura de la circunstancia. Ellos a nosotros nos condujeron para seguir un camino de lucha donde nosotros teníamos que tener una responsabilidad de ser auténticos, como decía él. Había que vivir como se hablaba. Así que nosotros creemos que en aquella oportunidad cuando tuvimos la suerte de haber estado en la conducción, haber sido colaboradores o militantes, para nosotros fue un orgullo muy grande. Por eso, Colorado, creo que donde estés te debés sentir dichoso de que no dejaste un camino vacío sino uno lleno de gente con voluntad de lucha y de trabajo.”

“Por eso nos sentimos agraciados, y yo digo que me siento agraciado desde la perspectiva de que en esta organización que milito es una organización que me enseñó a saber manejarme en todos los ámbitos de la vida”, afirmaba Miguel Peirano, otro histórico dirigente de ATE y la CTA. “Yo aprendí con él a ser militante, no dirigente, y creo que voy a morir siendo militante, por eso nuestro Héctor Quagliaro va a vivir por muchos años en la conciencia de nuestros compañeros, de esa juventud que se viene y que tenemos que ser nosotros los encargados de transmitirles toda esta historia”, aseguraba.

Y si de históricos de ATE hablamos, Jorge Acedo, en 2013, recordaba de esta forma a Quagliaro: “Siempre digo que sentí, cuando lo conocí acá en el gremio, cuando le dí por primera vez la mano y hablé con él, sentí que era la convocatoria a un lugar para pelear para cambiar la realidad. Yo sentí eso, y era apenas un pibe. Creo que esa es una de las enseñanzas que todos tenemos que tener porque el sindicato para que sea de aquellos miles de compañeros que aun no conocemos, como dijo Héctor alguna vez, todos los que tenemos alguna responsabilidad tenemos que hacer eso, hacerle sentir al compañero que llega que este es un lugar para fortalecer la pelea. Por eso siempre nos asombra lo que convoca todo lo de Héctor, porque él en esta práctica política y de claridad ideológica siempre tuvo la capacidad de estar siempre del lado correcto del mostrador”.

Héctor Quagliaro, nació en 1933, en Rosario, cursó sus estudios en la Escuela Nº 565 y a los doce años comenzó a trabajar como ayudante de un lechero. Un poco más tarde ingresaría a la Escuela de Aprendices y a los 20 comenzaría a trabajar en los talleres del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, lugar desde donde desarrolló su actividad sindical. Fue electo secretario general de ATE Rosario en 1959  y reelecto en 1961. Integró las 62 Organizaciones donde surgieron los documentos liminares de La Falda (1957) y de Huerta Grande (1962), antecedente histórico del Programa de Huerta Grande enarbolado por la CGT de los argentinos a finales de los años `60. En 1963 fue electo por primera vez Secretario General de la CGT Rosario, cargo que ocupó en reiteradas oportunidades. Se organizó y resistió dictadura e intervenciones de los amigos del poder y combatió gobiernos neoliberales, fue candidato y volvió a ser dirigente y Secretario General de ATE Rosario, varias veces. Era un incansable militante, por lo que fue también Presidente del Centro de Jubilados de ATE Nacional. Falleció el 25 de enero de 2010.

* Equipo de Comunicación ATE Rosario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *