Tríptico de la Infancia: cuando la precarización sostiene la política pública

Por Sofía Alberti* | Las trabajadoras y trabajadores del espacio dependiente de la Municipalidad de Rosario protestaron nuevamente este jueves frente al Palacio de los Leones. Exigen una reunión con las autoridades y el pase a planta inmediato de entre 55 y 60 personas que permanecen como monotributistas, mediante contratos discontinuos y con las mismas responsabilidades que los trabajadores estables.

“El Tríptico de la Infancia materializa un nuevo modo de pensar la ciudad a través de la creación de tres espacios destinados al juego y la convivencia: La Granja de la Infancia, El Jardín de los Niños y La Isla de los Inventos. Es un proyecto de acción y transformación social a partir de los chicos para llegar a toda la ciudadanía. Tres espacios públicos con una fuerte impronta estética donde el juego, la imaginación, los múltiples lenguajes y la creación pueden ser recuperados en el aprendizaje y el disfrute, entre chicos y grandes”, reza el sitio oficial de la Municipalidad de Rosario.

Los espacios dependientes de la Secretaria de Cultura y Educación a cargo de Guillermo Ríos, son sostenidos por personas con formación en educación, pedagogía, teatro, docentes, psicólogos, comunicadores sociales, entre otros. “A la hora de conformar los equipos en el Tríptico se tiene en cuenta que estén integrados con profesionales de distintas áreas, para que sea más operativos”, narran desde la asamblea de trabajadores y trabajadoras.

Ciertamente, esa apuesta que lleva años en la ciudad es una de las políticas novedosas y convocantes del estado municipal. Pero, lamentablemente ha sido sostenida sobre un piso de precarización laboral que hoy vuelve a denunciarse. Lucas Aquino trabaja hace 3 años en Granja de la Infancia. Como otras decenas de empleados y empleadas, algunos con más de 6 años de antigüedad, presta tareas en condiciones precarizadas, mediante monotributo, pagando ingresos brutos, con contratos discontinuos, cumpliendo las mismas funciones que un trabajador de planta y sin siquiera reconocimiento de viáticos.

“Por eso el lunes nos juntamos por primera vez frente al Palacio de los Leones con la gente de ATE que nos está acompañando y este jueves sostuvimos un corte de 9 a 12 horas, para exigir el pase a planta permanente de los compañeros y compañeras que venimos desarrollando tareas en el Estado. Estamos en estado de asamblea, y habrá continuidad de las medidas y cortes a definir colectivamente, hasta recibir alguna respuesta o propuesta que nos satisfaga como colectivo”, explicó Aquino

Parados sobre alambres

En estos días desde ATE Rosario se advirtió la existencia de alrededor de 4 mil precarizados y precarizadas en la órbita del estado provincial. En el estado nacional la situación no es mejor, reproduciéndose dinámicas de precariedad laboral en áreas que incluso deberían dar el ejemplo, como el Ministerio de Producción y Trabajo.

Es decir, buena parte de las políticas públicas han sido históricamente sostenidas desde los distintos niveles del Estado sobre un piso de precariedad laboral violando los derechos elementales consagrados en la Constitución Nacional y las leyes laborales vigentes. En el Tríptico “nos contratan por entre dos y cuatro meses de trabajo, según la disponibilidad de cada espacio, pero son contratos falsos porque desempeñamos funciones como feriantes –es decir sábados domingos y feriados- pero en los contratos nos ponen que trabajamos de martes a domingos y compactan cuatro meses de trabajo en un mes, y estamos como tres meses sin contrato”, explica Lucas.

Según denuncia, esta situación hace que “no tenemos ningún tipo de beneficio, ni licencia por maternidad, no nos podemos enfermar, si lo hacemos tenemos que devolver el día. Hubo casos de paros municipales en los que nos hacían devolver el día porque ellos dicen que no somos empleados municipales”.

Ante un inminente cambio de gobierno y la falta de respuestas tanto de Ríos y el Secretario de Gobierno, Gustavo Leone, como del equipo del electo intendente Pablo Javkin, las y los trabajadores continuarán con las medidas. “Pedimos pase a planta de todos los compañeros y compañeras del Tríptico de la Infancia. Hay compañeros que actualmente están sin contrato y ahora en vacaciones de invierno le hacen uno por dos o tres semanas y en verano los vuelven a llamar. Tienen que regularizar nuestra situación”, concluyó el joven.

*Sofía Alberti – Comunicación CTAA Rosario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *