La defensa está en la calle

Por Comunicación CTAA* | Este jueves, una importante columna de trabajadoras y trabajadores de ATE Rosario, Amsafe Rosario, SIPRUS y CTA Autónoma, junto a diversas organizaciones, se movilizó desde Plaza 25 de Mayo a la San Martín. Reclamaron reapertura de paritarias, el bono de 5 mil pesos, salarios y jubilaciones dignas, el fin de la precarización laboral en el Estado, condiciones de trabajo y denunciaron el tarifazo en la obra social IAPOS, entre otros puntos. Se planteó la lucha unitaria como única manera de frenar el ajuste y se convocó a seguir en las calles.

Fotos: Sofía Alberti

Este jueves, ATE Rosario y Siprus realizaron un paro de 24 horas, mientras Amsafe Rosario desobligó de 10.00 a 14.00 horas. La marcha unitaria partió desde Plaza 25 de Mayo, incorporó a integrantes de SIPRUS que concentraron en el Nodo Salud (Laprida y Rioja), se detuvo en la sede de IAPOS (Rioja y Moreno) donde denunciaron los tarifazos y recortes sobre la salud y culminó con un masivo acto frente a la sede local de Gobernación (Santa Fe y Dorrego).

Allí se expresó la solidaridad con los y las estatales en lucha de Chubut, se reconoció la jornada de lucha como parte de una semana de reclamos de los movimientos sociales ante la situación de crisis, entre otras iniciativas del campo popular. Y se expresó: “el cachetazo electoral que sufrió el gobierno nacional fue producto de centenares de luchas de los trabajadores y trabajadoras que enfrentamos el ajuste”.

Teres y Boriotti (Secretario General y Adjunta CTAA Rosario)

“Los grupos de poder, esa cosa impersonal del mercado, votan todos los días y descargaron una devaluación de más del 25% que significa inflación, ajuste, recorte de salarios, pérdida de derechos, afectar a los sectores productivos y los derechos productivos de la niñez y las infancias y nuestros jubilados y jubiladas”, definió el Secretario General de la CTAA Y Amsafe Rosario, Gustavo Terés-

“Conocemos bien la situación de hambre que denunciaron ayer (por el miércoles) las organizaciones sociales, porque las maestras, los maestros, las médicas, los médicos, las trabajadoras sociales, somos quienes día a día recibimos y vemos el aumento de los problemas que produce la crisis económica y social generada por las políticas de ajuste del gobierno nacional. Nos hacemos cargo en muchos casos con menos recursos de los que teníamos hace un tiempo”, denunció el Presidente del Sindicato de Profesionales de la Salud (SIPRUS – Fesprosa) Diego Ainsuaín. Denunció además que hubo ajuste en algunas áreas como oncológicos, VIH y prótesis, lo que “pone en juego la vida de los ciudadanos”.

“En estos años hemos recibido de este gobierno más ajuste, más precarización laboral, más sometimiento, porque han realizado un ataque muy fuerte a los sindicatos. Y hemos perdido derechos, intentan imponer nuevamente la flexibilización laboral, profundizarla, además de la reforma previsional, quitándole más derechos a jubilados y jubiladas. El 70% de los trabajadores y trabajadoras tiene salarios bajo la línea de pobreza, que hoy llega a los 30 mil pesos. Realmente no hay salario que aguante”, expresó la Secretaria Adjunta de ATE Rosario, y de Organización de la CTAA Rosario, Lorena Almirón.

Pauperización general

Vía salario, condiciones de trabajo, de vida, se va precarizando la existencia. Eso denunciaron los y las referentes sindicales en el acto que fue acompañado por miles de personas. “Hay mucha bronca en la calle porque estamos padeciendo un ajuste muy importante a nivel nacional. Cada vez las condiciones de trabajo son más precarias, cada vez nos alcanza menos el salario. Tienen que pasar a planta todos los compañeros y compañeras y tenemos que reincorporar a todos los trabajadores despedidos en este gobierno de Macri”, dijo Almirón.

El enojo de los y las trabajadoras estatales provinciales estalló al escuchar declaraciones de funcionarios del gobierno en funciones y el entrante sobre atar la cláusula gatillo a la inflación. Dicho dispositivo paritario, si bien se denuncia que llega “tarde y mal”, ha sido un paliativo ante la enorme pérdida de poder adquisitivo general, atándose a la inflación. “Tenemos tres objetivos principales: defender la cláusula gatillo por inflación, decimos no a la cláusula que pretenden imponer respecto a la recaudación porque sería ajuste; defender nuestra obra social, basta de los tarifazos; defender la caja de jubilaciones que el pacto fiscal puso en riesgo”, enumeró Terés.

“Son miles los compañeros que en la provincia están precarizados, sin aportes, sin vacaciones, que no cobran los adicionales correspondientes. En este contexto, escuchar a funcionarios provinciales hablar del salario en forma liviana, es una vergüenza”, consideró Ainsuaín.  “Que a ningún gobierno se le ocurra meterle la mano en el bolsillo a los trabajadores. La cláusula gatillo la vamos a defender para que no se recorte, sino para que se pague en tiempo y forma”, advirtió.

“Todo lo que tenenmos que defender, tenemos que defenderlo en las calles. En unos días se cumplen 50 años de los Rosariazos que junto a otras gestas populares hirieron de muerte a la dictadura asesina de Onganía. Decimos ‘no’ al pacto social: cuando plantean eso es porque quieren cristalizar las desigualdades, que todo quede como está después que te hicieron el ajuste. Para eso hay que seguir en la calle, sumar más fuerza”, aseguró Terés.

“Los que estamos acá definimos que está bien votar contra el ajuste. Pero decimos que no hay que abandonar la calle, ni ahora ni después del 10 diciembre. Porque sólo con un programa autónomo que haga pagar la crisis a los que más ganaron, se encontrará una salida. Tenemos el compromiso de seguir este camino de lucha, que va a ser el único que podrá alumbrar un camino de felicidad para todos nosotros”, concluyó Ainsuaín.

*Nota y fotos: Sofía Alberti

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *