Solidaridad con la Comisión Provincial de la Memoria y Pérez Esquivel

Por CTAA Rosario* | Desde la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina Autónoma Regional Rosario, repudiamos las declaraciones de Elisa Carrió y otros funcionarios macristas que intentan deslegitimar y criminalizar los aportes de dicha Comisión a la causa que investiga la existencia de una banda de espionaje ilegal compuesta por fiscales, jueces, agentes de inteligencia y periodistas.

Frente a diferentes notas publicadas en medios de comunicación y manifestaciones de funcionarios, dirigentes políticos y periodistas, acusando a la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) de la provincia de Buenos Aires de atentar contra la libertad de prensa en nuestro país, la CTAA Rosario no puede más que volver a sorprenderse del nivel de cinismo de un sector de la casta política, abocado a la consolidación de la impunidad.

Días atrás, tras el análisis de la documentación de la causa que instruye el Juez Federal Alejo Ramos Padilla, el titular de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Adolfo Pérez Esquivel, afirmó que la banda del espía Marcelo D’Alessio era efectivamente una organización de espionaje ilegal y que detrás estaba la mano de Estados Unidos. Además, ratificó que hay periodistas involucrados que están mencionados en el informe entregado al Juzgado de Dolores.

Ante esto, diversos funcionarios macristas y referentes políticos, con Elisa Carrió a la cabeza de los ataques, expresaron públicamente un sinfín de insultos a la capacidad intelectual, degradaciones políticas, y criminalizaron en nombre de la libertad de expresión, el hecho que se señale a periodistas como parte de la red de espionaje ilegal.

Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, presidente y fundador de la CPM, ha sido víctima estos días de campañas sucias que buscan desprestigiarlo. Actualmente preside la CPM y su lucha es reconocida a nivel mundial, no sólo por su nominación al Nobel de la Paz 40 años atrás, sino por su incansable tarea por los Derechos Humanos y la Justicia. Ninguno ni ninguna de sus detractores y detractoras tiene, primero, la solidez argumentativa para contraponer puntos con los de la denuncia de la CPM. Segundo, la posibilidad de explicar qué tiene que ver que un periodista sea parte de un delito debidamente documentado y penalmente tipificado, con la libre expresión. Tercero y generador de los dos precedentes, la estatura moral y política para juzgar a la CPM y Pérez Esquivel.

Desde esta Central acompañamos la lucha por la verdad y la justicia, nos oponemos a todo tipo de persecución, espionaje y extorsión, defendemos la libertad de expresión desde el compromiso ético y profesional de garantizar el derecho humano a la información veraz, repudiamos a quienes hacen uso de su profesión (como en cualquier otra) para hacer negocios y garantizar impunidades, y exigimos que cesen los ataques a esta Comisión que, a diferencia de quienes intentan criminalizarla y deslegitimarla, tanto ha hecho por la democracia.

Central de Trabajadorxs de la Argentina Autónoma Regional Rosario

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *