Marcha por justicia por Paula Perassi

Por Comunicación CTAA* | El jueves la CTAA participó de la movilización exigiendo la revocación del fallo que absolvió a los nueve procesados por la desaparición de la joven sanlorencina.

Fotos: Sofía Alberti

Cayendo la tarde del jueves, la columna encabezada por familiares de Paula Perassi e integrantes del movimiento de mujeres, partió desde Plaza San Martín hacia Tribunales Provinciales. Diversos gremios, partidos y organizaciones sociales acompañaron nuevamente la denuncia contra la impunidad que selló el fallo de mayo de este año, que absolvió a los 4 civiles y 5 policías implicados. El pedido al tribunal de alzada es que revoque esa definición, para avanzar hacia el esclarecimiento del caso y hallazgo, de una vez, del cuerpo de Paula.

“Estoy acá porque mucha gente me da fuerzas para seguir adelante”, dijo emocionado Alberto Perassi, padre de Paula, desaparecida el 18 de septiembre de 2011. Denunció nuevamente el pacto de silencio entre el poder judicial, policial centralizado en la Unidad Regional 17 y político de San Lorenzo, que considera parte indisociable del entramado de impunidad: “son las tres patas que hicieron esto tan largo, 8 años y un mes”.

Alberto y Alicia, padre y madre de Paula

Desde su desaparición, el cuerpo de Paula jamás fue hallado. En la causa que investigó este hecho hubo cuatro civiles y cinco policías en el banquillo de los acusados. Al desaparecer, Paula tenía un reciente embarazo producto de una relación extramatrimonial con el empresario de transporte Gabriel Strumia. La teoría de fiscalía y querellas es que el hombre la llevó engañada a interrumpir el embarazo y ella murió en esa acción.

Los acusados y acusadas por su desaparición fueron Strumia, su esposa, Roxana Michl; su chofer y mano derecha, Antonio Díaz; y la mujer acusada de practicar el aborto, Mirtha Rusñisky. La pata policial señalada por encubrir y participar de la trama que garantizó la impunidad está integrada por el ex jefe de la Agrupación Cuerpos de San Lorenzo, Adolfo Puyol, los agentes Jorge Krenz, Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez.

En mayo pasado, el tribunal integrado por los jueces Álvaro Campos, Griselda Strologo y Mariel Minetti absolvió a todos los acusados, aduciendo falta de pruebas y definiendo lo presentado como “comentarios recolectados desde el dolor por su ausencia, armados por el imaginario popular”, lo que generó el desconcierto y la indignación de la familia y el movimiento de mujeres que acompañó el desarrollo del juicio y la larga búsqueda que lleva ocho años, aún inconclusa.

“Espero que de Rosario salga una resolución que nos diga qué pasó con Paula. Toda esta gente, toda la sociedad quiere saber. Se tiene que romper el pacto de silencio”, expresó Alberto. “Como dice la canción que entonamos, la lucha es de todas o no va a ser. Por eso agradezco a todos y pido que no aflojemos. Si mañana aparece Paula, yo no me voy a ir a mi casa, voy a seguir luchando con todos ustedes porque no puede ser lo que estamos viviendo”, dijo.

*Comunicación CTAA Rosario. Fotos: Sofía Alberti

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *