Municipales denunciaron 250 contratos precarios en Rosario

Por Comunicación CTAA* | Esta mañana, trabajadoras y trabajadores precarizados de distintas áreas de la Municipalidad de Rosario denunciaron mediante un mapeo gremial que las políticas públicas más sensibles se sostienen con trabajo irregular. Exigieron pase a planta y reincorporación de las y los cesanteados. ATE Rosario esta semana parará 48 horas contra la precarización laboral.

Foto: ATE Rosario

Desde inicios de año el colectivo integrado por trabajadoras y trabajadores, en su mayoría jóvenes profesionales, de diferentes espacios y sectores del municipio, vienen dando una batalla unitaria como integrantes de ATE Rosario. Si bien propiciaron el diálogo con las autoridades, lo cierto es que a las promesas se las llevó el ventarrón de la transición política.

Natalia Pellegrini, de la Dirección de Juventudes, contó que “a lo largo del año trabajadoras y trabajadores de distintos sectores nos encontramos con la misma situación: contrataciones flexibles e irregulares pese a que cumplimos las mismas tareas de las personas de planta permanente, no gozamos de los mismos sueldos y derechos. Somos las personas que construimos políticas públicas y derechos en el encuentro con las personas. Todos los que estamos acá habitamos espacios que sostenemos con compromiso. Pasamos por diferentes tipos de concursos y entrevistas, nos consideramos trabajadores y trabajadoras con el compromiso público de trabajar en ampliación de derechos. Queremos defender las políticas que se fueron construyendo, pero críticamente porque se construyó sobre nuestros cuerpos la externalización de los costos termino de contratos”.

Las modalidades de contratación precaria encuentran diversas modalidades. Desde monotributistas que pagan esa erogación a la espera de una llamada, profesionales que llevan años facturando a empresas tercerizadas de limpieza sin vinculación a su labor real, contratos periódicos que no reflejan la cantidad real de horas y tareas, entre otros mecanismos. Y se agrava al establecer que hay lugares donde esas condiciones están cerca de cumplir una década.

A partir de la exigencia de pase a planta muchos de las y los precarizados fueron despedidos, lo que fue considerado un liso y claro disciplinamiento.  Y explicó Pellegrini sobre las dinámicas de denuncia pública que adoptaron este año: “nuestro plan de lucha es mostrar a la ciudadanía lo que hacemos, lo que nos gusta y es nuestro trabajo, haciendo actividades gratuitas”.

Foto: Comunicación CTAA

Formación para explotarte

Otro de los sectores que tomó la voz fue el del Tríptico de la Infancia. Esa apuesta cultural de la Municipalidad es quizás una de las más valoradas, premiadas y reconocidas por las dinámicas y amplitud. Pero, ahí también, se posa sobre los hombros de personas en su mayoría altamente capacitadas que desarrollan tareas bajo el eufemismo de “una experiencia formativa”. Muchas de ellas pagan 1500 pesos mensuales de monotributo por una llamada que, a veces, no llega.

Sólo en las últimas vacaciones de invierno pasaron 120 mil personas por los tres espacios (Granja de la Infancia, Jardín de los Niños e Isla de los Inventos) y, en 2018 fueron disfrutados por 420 mil. “Hay 55 personas precarizadas, actualmente faltan las personas que hacen el trabajo de coordinación. Hay 85 contratos de nueve meses de extensión”, contó Noel Vallejos, quien se desempeña en el Tríptico. A tal punto llegó el desbande del área que este año ni siquiera fue parte de la ‘Noche de los museos’, donde sabía tener protagonismo.

Los intentos de dialogar con las primeras planas del funcionariado, fue una constante. Pero, como contó Emanuel Godoy de la Dirección de Juventudes, “no tuvimos claridad en una respuesta y sólo se extendieron promesas en el tiempo. Tenemos una gestión que se está yendo y no da respuestas sobre la situación que generaron ellos mismos y la gestión entrante que no asumió, por lo que tampoco tiene respuestas”. En esa dirección hay 25 contratos que se terminan el 30 de noviembre y representan a un tercio de la totalidad del sector. “Es un momento crítico, hay jóvenes durmiendo en el techo y no hay respuestas en torno a eso”, graficó el joven.

Desde la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, Jesica Contreras, contó que cobra menos de diez mil pesos mensuales y lleva años de contratación basura. “Facturo como monotributista a una tercerizada de limpieza que nada tiene que ver ni con la municipalidad, ni con el cementerio, ni con el trabajo que hago”. Situación que se repite en el caso de las educadoras ambientales, que se quedaron sin trabajo desde el 31 de agosto por reclamar estabilidad laboral.

En el tan anunciado acuario, las cosas no son distintas. “Tenemos contratos de trabajo sin derechos ni nada. Estamos en una situación de incertidumbre por la continuidad laboral, tenemos contratos hasta el 13 de enero y pedimos la prórroga por seis meses. En agosto nos dijeron que iba a darse, pero nunca la firmamos. Lo que se aduce desde la gestión actual es que es la responsabilidad de la próxima gestión”, detalló Santiago Santana.

La Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo, hoy dependiente de la Secretaria de Estado del Hábitat es el área que trabaja en el acceso a la vivienda mediante distintos planes en todo el territorio de la provincia de Santa Fe. Entre la delegación norte (Santa Fe) y la delegación sur (Rosario), el Organismo presenta alrededor de 80 trabajadores en situación precaria bajo la modalidad de contratos de locación de servicios anuales a monotributistas. “Actualmente el salario que perciben dichos trabajadores es de $22.300, suma que no se actualiza desde marzo de este año. El personal en éstas condiciones cuenta con un promedio de antigüedad de cuatro años prestando servicio en la institución de igual manera que el personal de planta y cubriendo distintas vacantes”, relataron.

“Desde ATE Rosario venimos acompañando la pelea por el derecho a trabajo digno, que implica tener salarios dignos, vacaciones, obra social, hay compañeras y compañeros que no pueden definir ser madres y padres porque no tienen licencia. Está claro que el gobierno pretendió invisibilizar que son trabajadores, que no obstante mediante el proceso de organización gremial interna se encontraron, se reconocieron como tales y salieron a dar la lucha”, valoró la Secretaria de Organización del gremio estatal local, Liliana Leyes.

Desde el sindicato, lanzaron para este 13 y 14 de noviembre un paro regional de trabajadoras y trabajadores nacionales, provinciales y municipales contra la precarización. Marcharán el miércoles desde Plaza 25 de Mayo a la San Martín desde las 10.30 horas, y el jueves partirán a la capital provincial con delegados y delegadas para exigir un plan de lucha en todo Santa Fe.

*Comunicación CTAA Rosario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *