Miles gritaron “NO al golpe en Bolivia”

Por Comunicación CTAA* | Una masiva marcha recorrió ayer Rosario en apoyo al pueblo hermano y contra el golpe de estado perpetrado encabezado por la derecha fascista local e internacional. “El pueblo boliviano que está sufriendo salvajes atropellos y rechazamos la injerencia de intereses imperialistas que conspiran contra los pueblos que han elegido un camino de autodeterminación y soberanía nacional”, aseguró el Secretario de Derechos Humanos de la CTAA Rosario, Luis Vázquez.

Como esos reflejos sociales que dan una luz de esperanza en el medio de la barbarie, ayer en distintas ciudades de Argentina hubo un repudio contundente al golpe consumado contra el gobierno democrático de Evo Morales y Álvaro García Linera, con mandato hasta el mes de enero y reelecto en el Estado Plurinacional de Bolivia.

“Denunciamos que el presidente Evo Morales fue forzado a renunciar por el accionar de las Fuerzas Armadas, las fuerzas de seguridad y grupos civiles ligados a los sectores dominantes de nuestro hermano país, lo cual es inadmisible en el marco de un Estado Social y Democrático de Derecho. Protestamos en contra de los múltiples grupos violentos desestabilizadores que han hecho caso omiso a los llamamientos internacionales y del propio gobierno boliviano, violentando todas las normas y principios de la vida democrática en la región latinoamericana”, expresó Vázquez.

Pese a los intentos de ‘lavar’ el golpe llamándolo ‘transición’ o ‘renuncia del mandatario’, la voracidad de la derecha boliviana encabezada por Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho (a quién nadie votó para ningún cargo, vale mencionar) ha transparentado con claridad que lo que sucede en Bolivia es parte de los golpes de estado de nuevo tipo, que ya no son como en el siglo veinte, con las fuerzas armadas directamente tomando el poder político. Pero, ayer por la noche y ante el desborde que le generó la movilización popular a la policía que se había amotinado los días previos contra Morales, el ejército boliviano salió a las calles con sus tanques.

El hecho de que presidentes como Donald Trump, de Estados Unidos; Jair Bolsonaro, de Brasil; y para vergüenza histórica nacional, el argentino Mauricio Macri, hayan festejado el golpe haciéndolo pasar como un suceso de la democracia en recuperación, da cuenta del entramado internacional que se esconde a gritos tras lo que sucede en el vecino país.

“El rechazo a la nueva convocatoria para elecciones realizada por Evo Morales, la ocupación de los organismos públicos mediante acciones vandálicas, amedrentando al conjunto de la población boliviana, muestran el verdadero rostro de este golpe que nada tiene que ver con los valores de la paz, la justicia social y la convivencia cívica. Por lo tanto, nos solidarizamos con el pueblo boliviano que está sufriendo salvajes atropellos y rechazamos la injerencia de intereses imperialistas que conspiran contra los pueblos que han elegido un camino de autodeterminación y soberanía nacional”, dijo el Secretario de Derechos Humanos de CTAA local.

*Comunicación CTAA Rosario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *