Terés: “discutir salario es discutir nuestros derechos”

Jueves 23 de febrero de 2017 | Por Sofía Alberti* | Esta mañana una gran columna de docentes, estatales y profesionales de la salud se movilizó por el microcentro rosarino. Hubo un fuerte repudio al intento de techar paritarias y a la propuesta del gobierno provincial de implementar la denominada ‘cláusula gatillo’. Se exigieron salarios y condiciones dignas de trabajo, como así también el incremento presupuestario para educación y salud.

Abanico, agua, mate, bombo y megáfono. Esa fue la postal de una jornada realmente calurosa en Rosario, en la que los sindicatos Amsafe Rosario, Ate Rosario y Siprus, con el acompañamiento de la CTA Autónoma, marcharon desde Plaza 25 de Mayo hasta Plaza San Martín donde se realizó un acto

La unidad se demostró nuevamente en la calle entre los y las trabajadoras dependientes del Estado provincial en una columna importante y nutrida de organizaciones y sectores de trabajo. Un buen augurio para las grandes jornadas nacionales de lucha que se esperan para 6 y 7 de marzo, cuando la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), la Federación Sindical de Trabajadores de la Salud (Fesprosa), y sectores de la docencia de distintos niveles, realicen 48 horas de huelga. A lo que se suma el paro nacional de mujeres planteado el 8 de marzo, en el que participarán activamente estas organizaciones.

“No vamos a abandonar el compromiso de lucha unitario y en la calle. Por eso el paro de 48 horas lo vamos a hacer en la calle, el paro va a ser parte de la movilización nacional, de unirnos con todos los trabajadores de la educación, estudiantes, movimientos sociales y sindicales. Queremos y empujamos un paro nacional de trabajadores que le ponga límite a estas políticas de ajuste”, arengó el Secretario General de la CTA y Amsafe Rosario, Gustavo Terés.

El Secretario Adjunto de la Central y Secretario General de ATE Rosario, Raúl Daz, recordó que “el viernes se cumple un año de aquella jornada (por el 24 de febrero de 2016) en la que los estatales en unidad de acción, lucha y organización, dijeron ‘no’ a la extorsión del gobierno nacional de que cada sindicato se apriete sus zapatos para cambiar salario por trabajo. Y le dijeron que no porque sabían que en el porvenir había un ajuste desmedido que hoy toda la población reclama que termine, ya que así se hace muy difícil vivir”.

“Vamos por más derechos, a contramano de lo que viene planteando el gobierno. Decimos no a la reforma de riesgos de trabajo, a la reforma de jubilación, a la Cobertura Universal de Salud (CUS), a los despidos, a la precarización, a los bajos salarios, a las jubilación debajo del 82% móvil y no a la baja de edad de imputabilidad. Luchamos por los derechos integralmente y el gobierno va por menos derechos, más ajuste y eso se refleja en el conflicto en la calle. La industria esta despedazándose, los créditos internacionales suben, es una vergüenza lo que hace Macri”, analizó Daz.

El dedo a Lifschitz

Duros con la política a nivel nacional, los referentes sindicales no se olvidaron, ni en contenido ni en intensidad, del Gobernador Miguel Lifschitz.

“No hay dos tiempos, uno nacional y uno provincial. Es un sólo tiempo que tiene que ver con la demanda del aumento del presupuesto educativo, aumentando las jubilaciones y planteando paritarias libres y sin techo para toda la clase trabajadora. Que el Gobernador no nos mienta, nos empieza a hacer trampa planteando la clausula gatillo. Se la propusimos diez años y se negaban a discutir y abrir la paritaria a mitad de año. ¿Por qué no la discutió el año pasado cuando perdimos diez puntos de salario? Que nos devuelva lo que nos ha robado el año pasado. ¡La cláusula gatillo es después de garantizar un salario digno compañeros!”, expresó Terés.

“Discutir el salario es discutir nuestros derechos. Para Macri o Lifschitz no es necesario discutirlo, porque no viven con el salario de los maestros. Apostamos a que la bronca en las escuelas se transforme en ejercicio democrático para defender nuestros derechos en la escuela pública”, arengó.

Daz también apuntó sobre la “cláusula gatillo” al indicar que hubo antecedentes y “ nunca se cumplió”. Por eso definió que “el salario nunca puede ir detrás de la inflación, porque nunca se termina de recuperar lo perdido, que de agosto de 2015 a diciembre de 2016 ya ronda los $25.000 de pérdida de salario real”.

La Presidenta del Siprus, María Fernanda Boriotti, sentenció: “las paritarias las discutimos en nuestra provincia, discutimos el salario de nuestros compañeros con el Gobernador, no con el Presidente de la Nación. No hay porcentaje que podamos pedir que aplicado a nuestro salario básico nos lleve a la dignidad. Exigimos un salario mínimo vital y móvil para vivir dignamente. No un 18% con una cláusula gatillo que nunca se activa”. La dirigenta recordó además una mala experiencia reciente con el gobierno provincial: “firmamos como parte del acuerdo paritario el año pasado, que en agosto íbamos a volver a reunirnos para discutir el estado de salarios y nunca sucedió. El Ministerio de Trabajo que es juez y parte, no convocó nunca esa reunión. Para colmo, en diciembre nos descontaron hasta 3 mil pesos del sueldo por protestar ante esa falta”.

Sobre el planteo gubernamental de discutir con los números del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos, Boriotti advirtió que “lo del IPEC es un índice, no es la inflación, no es lo que sufrieron nuestros bolsillos. Necesitamos hablar de qué es lo que los trabajadores deben cobrar para reproducir su fuerza de trabajo”. Los profesionales de la salud exigen $25 mil pesos de salario mínimo, vital y móvil.

Solidaridad

El Secretario General de CTA y Amsafe Rosario, Gustavo Terés expresó su “solidaridad con los trabajadores en conflicto” de todo el territorio nacional, como los gráficos de AGR Clarín, petroquímicos de Atanor, metalúrgicos de Mefro Wheels y lecheros de Chateaubriand, “porque estamos hablando de los padres de nuestros alumnos y sabemos qué pasa en una familia cuando falta el trabajo, falta el alimento”. Asimismo, reconoció el tesón en la lucha de la familia Ledo y los familiares de víctimas de crímenes de lesa humanidad en La Rioja, que empujaron la detención del ex Jefe del Ejército, César Milani. “Deben seguir estando presos los que están presos y deben estarlo muchos más”, afirmó el dirigente.

*Cobertura, fotos y redacción: Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

Fotogalería completa en Facebook: http://www.facebook.com/media/set/?set=a.1819015325020022.1073741954.1523818781206346&type=3

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *