La CTAA Rosario en el Congreso Nacional de la Central

Por Sofía Alberti* | El lunes se desarrolló el Congreso Extraordinario de la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina Autónoma. Una comitiva de la organización a nivel local participó junto a 482 congresales que debatieron la situación de la etapa. Precarización, lucha contra la violencia laboral y sexista, la defensa del salario, las condiciones de trabajo, las jubilaciones, la perspectiva medioambiental y de géneros, la unidad como estrategia, la perspectiva latinoamericanista y de clase, fueron parte de los planteos de la Regional en las diversas comisiones.

El Centro de Exposiciones Migueletes fue el escenario de una larga jornada de exposiciones y debates. Se inició con saludos internacionales de diversos representantes latinoamericanos presentes, hubo homenajes y la presencia siempre esclarecedora de la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas.

Por la tarde, hubo tres comisiones de debate donde integrantes de la CTAA Rosario participaron: “Situación de la clase trabajadora, estrategia de unidad y autonomía”, “Análisis de la situación política nacional e internacional”, y “Prioridades de nuestra clase: reivindicaciones y programas”. Además se realizó el Seminario Internacional, cuyo eje será “Paz, democracia y derechos bajo ataque. El rol del movimiento de trabajadores”.

Transversal a todos los planteos realizados por las compañeras y compañeros de la CTAA local estuvieron la defensa de las reivindicaciones obreras más sentidas y todo rechazo a las políticas de ajuste. Asimismo, el repudio a cualquier subordinación a organismos internacionales, la aplicación de reformas laborales –ya sea en su presentación global o sectorial-. Asimismo, el planteo unitario de que el movimiento sindical debe fortalecerse en dos señas de identidad: reafirmar la autonomía y el pluralismo con perspectiva feminista y en defensa del medioambiente, con una fuerte contraposición al extractivismo pasado y por venir, que pone en riesgo a nuestro planeta.

Entre los ejes que llevaron las y los referentes de la CTAA Rosario al debate nacional: la defensa de la educación y la salud públicas, de los derechos humanos integralmente, el salario, los puestos de trabajo, la soberanía y la industria nacional, los derechos de las infancias y adolescencias, promover la incorporación definitiva y en la práctica de las perspectivas medioambiental, antipatriarcal, de géneros, por la generación de ámbitos laborales salubres y seguros, contra la precariedad laboral y por la protección de la vida y la salud de las trabajadoras  y trabajadores.

Nora Cortiñas

Planteos

El Secretario General de la CTAA Rosario, Gustavo Terés, planteó en la comisión de “Situación de la clase trabajadora, estrategia de unidad y autonomía”, la necesidad de que la Central fortalezca un programa de cara a la clase en su conjunto. Abordar estrategias contra las dinámicas de precarización laboral, sostener la autonomía de todos los gobiernos, partidos y patronales, defender cada lugar de trabajo como trinchera incorporando las perspectivas medioambiental y de géneros, fueron parte de sus aportes.

Terés, en la comisión

Especial énfasis realizó el dirigente en torno a la necesidad de fortalecer un programa de formación y disputa en torno a la Salud y Seguridad Laboral. Mediante la pelea por la implementación de comités mixtos de seguridad e higiene en todos los lugares de trabajo, con el relanzamiento de un sistema de Riesgos de Trabajo que termine con la estafa de las ART, generando un circuito que proteja la vida, salud e integridad y no el negocio de la enfermedad.

En el mismo espacio, el compañero de la Comisión Directiva Regional, Diego Galantine, convocó a trabajar con más énfasis en el sector privado, con campañas de concientización sobre derechos adquiridos y herramientas de lucha. Expresó que muchos trabajadores no se sienten representados por sus gremios y centrales de origen y están esperando de la CTAA el espacio para canalizar sus demandas, fuerzas y energía de construcción colectiva. En este sentido, aportar al crecimiento de la Central por un lado y a la tarea necesaria de difusión de las leyes vigentes en su beneficio que los trabajadores ignoran que existen. Entre ellas, la Ley de Contrato de Trabajo.

Boriotti

Por su parte, en el colectivo que abordó el “Análisis de la situación política nacional e internacional”, la Secretaria Adjunta María Fernanda Boriotti, expuso sobre la necesidad de tomar seriamente la aplicación de protocolos contra la violencia sexista, incluso y fundamentalmente en el interior de las organizaciones sindicales. Como parte de la comisión de la OIT que en Ginebra abordó y aprobó el convenio 190 contra la violencia y acoso laboral, propuso que desde el Congreso de la CTAA se solicite la ratificación del mismo por parte del Congreso y el Ejecutivo Nacional.

El Secretario de Derechos Humanos, Luis Vásquez, consideró fundamental seguir fortaleciendo la perspectiva latinoamericana, en un marco sumamente hostil contra los movimientos sociales y el Estado de Derecho. Ante la perpetración de golpes de Estado (blandos o no) como el sucedido en Bolivia, la represión y militarización desatadas en los países de la región (con casos recientes como los de Chile y Colombia), la defensa de los Derechos Humanos debe tenerse como prioridad elemental en una etapa en la que la disputa internacional por los recursos naturales es realizada con medidas represivas, mediante delitos cometidos contra la población civil por parte del Estado y en el marco de planes sistemáticos de violencia institucional (privación ilegítima de la libertad, tortura, acciones represivas ilegales y abusos), con el aval de los sectores dominantes y hegemónicos históricos que han marcado la historia reciente de América Latina.

Nardini y Vázquez

Las compañeras Lorena Almirón, Secretaria de Organización de la CTAA Rosario y Paula Nardini, de la mesa local, hicieron su aporte en “Prioridades de nuestra clase: reivindicaciones y programas”. Resaltaron la participación de la comitiva local integrada diversos sectores (estatales, profesionales de la salud, docentes, telefónicos, gastronómicos, de la comunicación) y enumeraron cuestiones necesarias a tomar nacionalmente.

En primera instancia, la pelea por los recursos para programas contra la violencia sexista, la aplicación en todo el territorio de la ‘Ley Micaela’ –que obliga a la formación de todos los agentes estatales en cuestiones de géneros-, la aplicación de las licencias por maternidad y extensión de las de paternidad, la recuperación de derechos como lactarios en los lugares de trabajo, el cupo laboral trans, entre otras.  Se enfatizó en la necesaria y urgente aplicación de la Educación Sexual Integral, del Aborto Legal, Seguro y Gratuito y la extensión de la Ley Vanesa de Santa Fe, que protege a niñes, adolescentes víctimas de violencia y al personal estatal que vehiculiza la intervención en esas situaciones.

Terés, Almirón, Giuliani (Córdoba) y Silvetti

Además, subrayaron la necesidad de aunar frentes con diversos sectores, en unidad de acción, para defender los puestos y las condiciones de trabajo, el sistema de previsión social nacional, las cajas provinciales en riesgo y las obras sociales.

Resaltaron que las condiciones laborales son tan importantes como las salariales. Un hecho que quedó evidenciado en el fatal desenlace de la escuela de Moreno, donde perdieron la vida Sandra y Rubén por una explosión de gas. El hecho se replica en el sector privado de Santa Fe, donde en los últimos tiempos se multiplicaron las muertes obreras, tanto en el ámbito de las cerealeras del cordón, como en la construcción.

Según dijeron ante decenas de compañeras y compañeros del país, es fundamental apuntar a la problemática previsional, sobre la cual los jubilados y jubiladas de los gremios de base han enseñado con lucha incansable y pedagogía cotidiana, que es un tema que atañe a toda la clase trabajadora en su conjunto.

Sobre la perspectiva que se abre en torno a los cambios de gobiernos en distintos niveles, las y los dirigentes de la CTAA Rosario, expusieron su preocupación por la reaparición en el gabinete del Gobernador Omar Perotti, de funcionarios que (como él mismo) formaron parte de las épocas más conservadoras de la provincia. La falta de anuncios claros sobre el sostenimiento de derechos fundamentales para las y los trabajadores del Estado Provincial, genera por estos días, el estado de alerta de los sindicatos que los nuclean. Algo que suma pesar a una situación ya conflictiva que deja el gobierno de Miguel Lifschitz con fuertes incumplimientos paritarios, precarización alta en el Estado, tarifazos, entre otros aspectos.

*Nota y fotos: Sofía Alberti, Secretaria de Comunicación CTAA Rosario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *