A 18 años del 2001: la lucha contra la impunidad como bandera

Por Comunicación CTAA* | En un nuevo aniversario de la rebelión popular y la masacre del 19 y 20 de diciembre de 2001, la CTAA Rosario participó del acto en Tribunales Provinciales y la marcha, exigiendo justicia junto a las y los familiares de las víctimas.

En el marco de una de las crisis más profundas de las últimas décadas, el 2001 cerraba con altos niveles de pobreza, desocupación y movilización social. Las jornadas de diciembre, el dictado del Estado de Sitio por parte del entonces Presidente Fernando De La Rúa, la rebelión, la masacre y el cambio intempestivo de gobierno por el rechazo popular, marcaron el trayecto político de la historia reciente del país.

Entre el 19 y el 20 de diciembre de 2001, en proporción a su población, Santa Fe tuvo la mayor cantidad de asesinados y asesinadas del país. Fueron 39 las víctimas fatales en todo el país y nueve de ellas habitaban el territorio de Santa Fe: Juan Delgado, Yanina Garcia, Walter Campos, Rubén Pereyra, Garciela Acosta, Ricardo Villalba, Claudio Lepratti, Graciela Machado, Marcelo Pacini.

Desde entonces, cargados de dolor y voluntad de búsqueda de justicia, las y los familiares de las víctimas iniciaron un recorrido que dura hasta hoy, pues la impunidad se instaló como política de Estado. El ex Gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann y funcionarios vinculados, jamás fueron citados a declarar por las muertes producidas por las balas de la policía que ellos comandaban.

El asesinato de Claudio ‘Pocho’ Lepratti el 19 de diciembre de 2001, que estaba en el techo de la escuela donde trabajaba como asistente escolar, gritando a los agentes policiales que no tiren porque había pibes comiendo, tocó muy de cerca a la CTA. Compañero estatal, militante barrial sin fronteras, seminarista rebelde, trabajador solidario, integrante de nuestra Central, sin dudas, Pocho se multiplicó con la fuerza de su coherencia y entrega con a los más vulnerables.

A 18 años de aquellos hechos, se colocó una placa conmemorativa en el Cementerio La Piedad, donde permanecen los restos de la mayoría de las víctimas, se realizó como cada año el acto en Tribunales Provinciales, denunciando a los responsables materiales y políticos y, por la tarde, se realizó la movilización desde Plaza 25 de Mayo a la sede de Gobernación. Como hace casi dos décadas, la CTAA Rosario volvió a las calles con las y los familiares exigiendo juicio y castigo a los responsables materiales y políticos de la masacre, cárcel a Reutemann y gritando a viva voz que ¡Pocho vive, la lucha sigue! Juan, Garciela , Yanina, Walter, Rubén, Ricardo, Claudio, Graciela, Marcelo ¡PRESENTES!.

*Comunicación CTAA Rosario – Fotos: ATE Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *