Gremios estatales en pie de lucha: paros, asambleas y denuncias

Por Sofía Alberti* | Amsafe Rosario, ATE Rosario y SIPRUS plantearon reclamos y realizarán medidas de protesta ante la situación salarial y las condiciones de trabajo. La realidad desatada por la pandemia del Covid 19 agravó problemas preexistentes como la falta de presupuesto e infraestructura, la pérdida de poder adquisitivo y la precarización laboral. Se espera una importante jornada de protesta el 9 de junio.

Foto: Sofía Alberti

Los tres sindicatos nucleados en la CTA Autónoma Rosario vienen sosteniendo un pliego de reclamos unitario, al que se le suman las especificidades de cada sector. Lo cierto es que, con una paritaria cerrada unilateralmente por el gobierno de Omar Perotti, en medio de una pandemia que expone a estatales, docentes y profesionales de la salud a una cotidianeidad crítica sin los recursos necesarios, el panorama es sumamente complejo.

A esto se suma en el caso de las delegaciones locales de Amsafe y ATE, elevaron reclamos a sendas representaciones provinciales que, consideran, permanecieron ‘en cuarentena’ para reclamar lo que sus afiliades necesitan.

Al paro va

El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (SIPRUS – Fesprosa) realizó una votación para establecer el plan de lucha de los próximos 15 días. El resultado fue elocuente en cuanto muestra de descontento del sector. Habrá paro provincial el 4 de junio sin asistencia, sosteniendo guardias mínimas y atención a pacientes con Covid 19, con concentración en el Nodo Salud Rosario a las 10.00 horas. Y, la siguiente semana, jornadas provinciales de lucha los días 9 y 10 de junio. El martes será con paro y en sintonía con una protesta nacional de la federación Fesprosa.

Los reclamos que mantiene el gremio son reapertura de paritaria, condiciones dignas y seguras de trabajo, devolución de descuentos, pago de deudas y pase a planta camino a erradicar la precarización laboral en el sector.

“Sobran los motivos para continuar reclamando: no se devolvieron los descuentos del bono provincial de 3000 pesos, no nos convocan a discutir condiciones de trabajo ni salarios, exigimos el pago a profesionales que hace 8 meses que no cobran el sueldo y sostienen el sistema de salud en medio de la crisis sanitaria y queremos que se ponga fin a la precarización laboral”, enumeraron desde SIPRUS.

Plenario de cara al 9J

Quienes también se preparan para una jornada provincial de protesta son les integrantes de ATE Rosario. Como sucedió el pasado 29 de mayo, articularán con estatales de toda la provincia para manifestarse el 9 de junio con una concentración don distanciamiento social en la sede local de Gobernación y actividades en otras ciudades. Para ello, realizarán un plenario virtual de delegades el viernes.

Como viene denunciando la Secretaria General de ATE Rosario, Lorena Almirón, en las diversas jornadas de protesta, paros y asambleas “hemos perdido un 60% del poder adquisitivo, la precarización laboral llevó al despido vía no renovación de contratos, está exponiendo a situaciones de riesgo al personal abocado a la crisis sanitaria y la falta de respuesta de los gobiernos realmente da cuenta de un abandono de quienes le ponemos el cuerpo al Estado en cada lugar de trabajo”.

Por eso, el sindicato lanzó en redes sociales una encuesta consultando si se consideraba que habría que reabrir inmediatamente la paritaria. Los resultados fueron elocuentes: dijo que sí el 91% de lxs votantes en Facebook, el 95% en Instagram y el 93% en Twitter. La pregunta abierta se vinculó con la necesidad de exponer ante quienes tienen representación paritaria la voluntad de quienes representan pero no consultan para desplegar acciones gremiales en consecuencia. Las autoridades provinciales del sindicato fueron convocadas el viernes próximo por el gobierno de Perotti, pero ya advirtieron que no se discutirá sobre salarios en esa mesa.

Foto: Sofía Alberti

Docentes en estado crítico

Amsafe Rosario también realizó una encuesta con resultados contundentes. “Sobre una gran cantidad de respuestas recibidas desde todo el territorio santafesino se puede comprobar el impacto sobre las condiciones de trabajo que deben afrontar las y los docentes en esta etapa de aislamiento obligatorio, con graves consecuencias sobre su salud física y mental. Los resultados muestran la gravedad del deterioro en las condiciones de trabajo”, expresaron desde la delegación del gremio docente.

Para graficar con algunos datos: el 88,4% no recibió formación para la modalidad virtual educativa; el 84,2% encuentra dificultades para organizar el trabajo en la casa; el 65,8% consideró no contar con los recursos específicos que demandó la pandemia. Sumado a otros guarismos, lo que genera en concreto esta realidad es que una aplastante mayoría presenta recurrentes síntomas de ansiedad, irritabilidad, angustia, dificultades del sueño, entre otros daños a la salud psicofísica.

“La situación es insostenible. No podemos seguir así, la reapertura de paritaria no puede esperar más, hay que ver con carácter de urgencia el tema salario y las deplorables condiciones en las que estamos trabajando. La pandemia y la educación en emergencia, bajo ninguna perspectiva, pueden ser utilizadas para vulnerar nuestros derechos y el de los estudiantes”, analizó en un comunicado la dirección del sindicato.

Pero, en contraposición, ven una “paralización” de las autoridades provinciales.  “Desde las Delegaciones de Amsafe Belgrano, Caseros, Gral Lopéz y Rosario exigimos la inmediata convocatoria a instancias de debate y a una Asamblea Provincial que nos permitan organizar la resistencia de la docencia en cada una de las escuelas santafesinas”, platearon en un comunicado.

Otro ítem relevante que preocupa y mucho a los sindicatos es el de la caja de jubilaciones de Santa Fe. “Humberto Giobergia, director de la Caja de jubilaciones de Santa Fe, informó que el déficit de la Caja provincial es de 13.000 millones de pesos y que este déficit crece. Sin embargo, con más de 200.000 trabajadores activos que aportan el 14,5 %, más el 17,2 % que aporta el estado y casi 90.000 jubilados, es imposible que la Caja tenga déficit”, denunciaron desde Amsafe Rosario y exigieron el sostenimiento del 82% móvil.

*Comunicación CTAA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *