Educación: zona de conflictos

Por Comunicación CTAA*| Docentes de Amsafe Rosario, General López, Belgrano y Caseros, realizan un apagón virtual este martes 4 y miércoles 5 de agosto. A la par, asistentes escolares convocadxs a sus lugares de trabajo exigen la capacitación obligatoria en materia sanitaria. La reapertura de la paritaria y las condiciones de trabajo, en el centro de la escena. El recuerdo de Sandra y Rubén en medio de la lucha por la protección de lxs trabajadorxs esenciales.

Alrededor de nueve mil maestras y maestros votaron por la realización de la medida por 48 horas. “Luego de más de seis meses de congelamiento salarial y de ataques al conjunto de la docencia, el gobierno de Perotti se comprometió a hacer este miércoles una propuesta salarial”, contaron desde Amsafe Rosario.

El gremio rechazó de plano cualquier suma en negro y reclamó: aumento de salarios y jubilaciones; continuidad de la cláusula gatillo; ningún docente por debajo de la línea de la pobreza; salario equivalente a la canasta familiar; salario de emergencia para reemplazantes.
Asimismo, apuntaron como necesaria la unificación de las asignaciones familiares con el valor de la AUH; la defensa de la Caja y de las conquistas previsionales, “con 82% móvil del total del salario del activx”; y provisión de todos los materiales de trabajo a cargo del empleador. Lo que se plantea es que en las condiciones vigentes, no es viable una vuelta a las clases presenciales. A la vez, el teletrabajo ha generado diversos problemas psicofísicos y limitaciones en la tarea laboral a las y los docentes.

De cara a la Comisión Directiva Provincial, exigieron una asamblea de todo el territorio santafesino y convocaron a la unidad para ponerse al frente de la lucha. “Ayer lunes los delegadxs seccionales fuimos convocados a una reunión con la Cd Provincial. Se trató de la tercera reunión que tuvimos en casi 5 meses. Luego de la misma la CD Provincial publica un informe en donde habla de resoluciones por unanimidad. La realidad no fue esa. Más aún, se nos consultó si estábamos de acuerdo con ese texto y dijimos que no”, denunciaron.

 

Volver

Con muchas preocupaciones y bastante bronca, retornaron las y los asistentes escolares a los establecimientos educativos. Es que, a la paritaria provincial cerrada de facto (al igual que para los docentes) y los anuncios de ofrecimientos de sumas en negro no bonificables por parte del gobierno, se le sumó la falta de capacitación en materia sanitaria para desarrollar tareas, en medio de un fuerte rebrote de Covid 19.
Exigieron a la Ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, “el cumplimiento efectivo de la capacitación institucional que dispone la circular 014/20, a fin de ordenar los modos de habitar los espacios escolares y los cuidados en el marco de la pandemia del COVID-19”. Exhortaron a su vez que se deje de exponer a las y los trabajadores.

La circular que dispuso el retorno a los establecimientos indicó que las y los asistentes debían realizar una capacitación institucional vía online, desde el día 3 al 18 de agosto. Por otro lado, apuntaron que la circular 015/2020, establece etapas dejando a cargo de dicha capacitación a cada escuela.

ATE Rosario consideró urgente además el cumplimiento de la Resolución 41/20 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que plantea la confección de un protocolo por establecimiento que cumpla con los estándares requeridos para la limpieza y desinfección registrados por el Ministerio de Salud y establecidos en el Decreto provincial 341/20. E insistieron en la inmediata constitución del comité de salud y seguridad laboral o del delegadx de prevención por turno (según cantidad de trabajadorxs) en cada establecimiento educativo, conforme a la Ley 12913 y resolución MTySS 41/20. “Hacemos responsables a la Ministra de Educación y al Gobernador de la Provincia de la salud de lxs trabajadorxs”, dijeron.

Sandra y Rubén

En medio de una situación donde la salud está en juego de manera cotidiana, el segundo aniversario de la explosión de la Escuela N°49 de Moreno, Buenos Aires, tomó un carácter especial. “El 2 de agosto de hace ya 2 años, nos amanecía con un estruendo en cada unx de nosotrxs. La peor noticia nos llegaba: una garrafa había explotado en una escuela de provincia de Buenos Aires y dos compañerxs habían fallecido: Sandra Calamano, la vicedirectora de 48 años y Rubén Orlando Rodríguez, el portero de 45 años”, dijeron desde Amsafe Rosario.

“Hoy se resignifica este aniversario. Estamos dando una pelea codo a codo con nuestros compañerxs asistentes escolares sosteniendo la entrega de bolsones a cada alumnx de nuestras escuelas. Y hoy, en medio de esta pandemia y de la circulación comunitaria del virus en Rosario y Gran Rosario nos encontramos más fortalecidxs que nunca para sostener con firmeza el no regreso a la presencialidad en estas condiciones. El gobierno provincial dio (y sigue dando) sobradas muestras de lo poco que le importa la vida y la salud de sus trabajadorxs y sostiene su definición de no invertir dinero en condiciones de trabajo y salario”, expresaron en un comunicado.

Por eso, desde los dos gremios y la CTA Autónoma se volvió a exigir justicia para Sandra y Rubén, recursos para los sectores de salud y educación, que se dote de la infraestructura y servicios necesarios a las escuelas y efectores de salud y, en el marco de la pandemia, la entrega de todos los elementos de protección personal “para proteger a cada compañero y compañera en su lugar de trabajo”.

*Comunicación CTAA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *