Sin paritarias ni respuestas, gremios vuelven al paro

Por Comunicación CTAA* |  ATE Rosario, Amsafe Rosario y SIPRUS continúan su plan de lucha por actualización salarial, condiciones de trabajo y la recuperación de la paritaria como institución necesaria de la democracia. Habrá un ‘guardapolvazo’ de convocatoria reducida el miércoles a las 10.30 horas en Gobernación.

Las y los trabajadores de educación y salud, junto a estatales nucleados en ATE, iniciaron este martes un nuevo paro en reclamo de paritarias libres. La demanda gremial acumula varios meses sin respuesta y es la cuarta semana consecutiva con paros y actividades.

“En el marco de un año excepcional desde el punto de vista sanitario y económico, y a pesar de ser las y los trabajadores del Estado quienes ponen el cuerpo en las escuelas y centros de salud, el gobierno santafesino se mantiene insensible y les niega a miles de familias un aumento que no sólo es justo, sino que es urgentemente necesario”, indicó el gremio docente en un comunicado.

Por su parte, la seccional rosarina de ATE convocó en los últimos días a sus afiliados a votar, de manera virtual, la continuidad de la lucha por paritarias. Las y los trabajadores estatales permanecen con sueldos congelados desde el año pasado y la única política salarial aplicada por las autoridades provinciales fue decretar un bono de 3.000 pesos. Una suma que no es remunerativa ni bonificable.

“Exigimos al Gobierno de Omar Perotti la reapertura de la paritaria, un aumento de emergencia que aporte a la obra social y a la previsión. Además continuamos con el pedido urgente de los elementos de protección para quienes todos los días trabajan en este contexto de pandemia, el pase a planta de las y los contratados y el aumento ya de las asignaciones familiares de miseria”, resaltaron las bases de ATE Rosario en un comunicado tras definir la continuidad del plan de lucha.

En el mismo escenario se encuentran los trabajadores de la salud nucleados en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus), quienes también iniciaron un paro de 48 horas sin asistencia a los lugares de trabajo. “Nuestras paritarias siguen en cuarentena. Salarios que rozan la canasta de pobreza y trabajo precario es la realidad que sufrimos los profesionales de la salud. La respuesta del gobierno provincial sigue siendo la misma: un bono de tres mil pesos en negro. Bronca da la indiferencia del gobernador y la ministra de Salud a una situación en la que, por el pluiriempleo y las malas condiciones de trabajo, se llevó a cientos de contagios en el sector salud”, aseguraron desde SIPRUS – Fesprosa.

*Comunicación CTAA Rosario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *