Colapso sanitario y ausencia gubernamental

Por Comunicación CTAA* | En su segunda jornada de paro, ATE Rosario y SIPRUS denunciaron la dramática situación que se vive en la ciudad y la provincia en el sector salud. La escalada de contagios y las condiciones del personal sanitario fue el primer punto de reclamo, dentro del pliego que insiste en la reapertura de la paritaria salarial, pase a planta, aumento de emergencia y actualización de asignaciones familiares.

Al gobernador Omar Perotti no le importa la salud pública. Después de cinco meses de la crisis sanitaria más importante en los últimos cien años, el gobierno provincial hace dos conferencias de prensa, una a la mañana y otra a la tarde, en la que lo único que hace es contar los muertos y los infectados. Pero no da una solución a ninguno de los problemas que tiene el sistema de salud. Hoy están tardando diez días en hacer los diagnósticos para definir conducta de aislamiento en los pacientes. El 0800 está totalmente desbordado y no puede garantizar el seguimiento de los infectados y de sus contactos. ¿Y las camas críticas por las cuales durante cinco meses estuvimos realizando una cuarentena? el gobierno no preparó prácticamente nada del sistema de salud”, denunció el Presidente de SIPRUS, Diego Ainsuain.

De las caracterizaciones que realizan las y los dirigentes gremiales, a base de recorrer los lugares que muchos funcionarios ni conocen, surge la pregunta: ¿qué se hizo estos cinco meses por el sistema de salud? “Estamos advirtiendo desde que comenzó la pandemia que el problema del recurso humano y de las camas críticas iba a ser el cuello de botella. No sabemos más como decirlo, ya pensamos que no es solamente un problema de sordera, es un problema de irresponsabilidad y mala praxis. Y en las próximas dos o tres semanas va a traer muchos problemas a la salud pública santafesina”, adelantó el dirigente.

“Desde el año 2019 que nosotros no percibimos aumentos. En Santa Fe pasa algo de una gravedad tremenda: no hay negociación colectiva, se la puso en cuarentena por primera vez en diez años. Y eso viene después de extendernos el cronograma de pagos a inicios de año. Es totalmente repudiable lo que sufrimos las y los estatales”, denunció la Secretaria General de ATE Rosario, y de Organización de la CTAA Rosario, Lorena Almirón.

“Tenemos las asignaciones más bajas de la provincia. Todavía no se hizo efectivo el pase a planta permanente de todos los trabajadores y trabajadoras. Seguimos en una situación de precarización laboral muy fuerte y muchos compañeros y compañeras precarizados y precarizadas están hoy atendiendo la pandemia en la primera línea, como son los monotributistas, el personal contratado, los reemplazantes que se incorporaron a partir de la pandemia de Covid, que muchas veces no cobran sus salarios en tiempo y forma”, puntualizó.

Sobre la situación general de las y los trabajadores públicos provinciales y municipales que impulsó el paro de 48 horas de la Seccional Rosario de ATE, la dirigenta estatal definió que “la lucha sigue siendo permanente. Si bien hemos logrado cobrar algunos bonos en, por ejemplo, el sector de salud mental, tenemos retrasado el pago a los reemplazantes que veníamos desde marzo reclamando con Amsafe Rosario. El bono de emergencia que salió por ley, modificó el proyecto original y hoy los reemplazantes todavía, en educación, están esperando cobrar ese bono porque al final será en la paritaria la definición de a quién va dirigido, cuál va a ser el monto, que en principio iba a ser de 10 mil pesos y hoy no se sabe nada de eso”.

Infectar a los que cuidan

“Hoy el Hospital Modular de Baigorria, el más importante de la provincia de Santa Fe en atención de Covid, hoy se están haciendo cargo prácticamente algunos compañeros que tienen dos o tres o cuatro meses de recibidos. Compañeros y compañeras que son muy valiosos pero que tendrían que estar cumpliendo otra función porque que el gobierno, con las condiciones de precarización que tenemos, ha llevado a un desastre. Y hoy es noticia en todos lados que con dos semanas de aumento sostenido de los casos ya están planteando que hay que derivar pacientes a otras jurisdicciones provinciales”, detalló Ainsuaín.

Tenemos compañeros que se están infectando en todos los hospitales, no hay quién los reemplace y seguramente nos van a estar consultando en dos o tres semanas por qué se están cerrando servicios y por qué las ambulancias van a estar dando vueltas con pacientes sin lugar para atenderlos. Y compañeros que la sostienen con precarización laboral y bajos salarios hoy plantean que no dan más”, describió dramáticamente el referente de SIPRUS.  “Necesitamos que el gobierno de una respuesta, que nos convoque y que esta semana resuelva al menos un problema del sistema de salud pública”, demandó.

“Continuamos el plan de lucha. Tenemos también la situación de precarización laboral en Desarrollo Social con los acompañantes personalizados que no están en planta, que no tienen obra social ni jubilación y que ganan 130 pesos la hora. Esos son algunos puntos de reclamo y vamos a seguir profundizando las medidas. Es una provincia rica, con o sin pandemia, el tema es buscar la plata en los sectores que más tienen y ser serios en las políticas públicas para no matar a la población por desidia y soberbia”, concluyó Almirón.

*Comunicación CTAA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *