Paro y denuncia de SIPRUS: Un sistema público de salud casi sin camas

Por SIPRUS* | El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (SIPRUS – Fesprosa) va a su quinta semana consecutiva con jornadas de lucha. En esta ocasión será un paro de 48 horas los días miércoles y jueves, sin asistencia a los lugares de trabajo en toda la provincia. Tras la conferencia de prensa del domingo, realizada por el Gobernador Perotti, el gremio hizo público el documento que compartimos a continuación.

En la conferencia de prensa de este domingo, el gobernador planteó que “nos preparamos de la mejor manera” y “capacitamos a nuestra gente del sistema de salud”. Habló sobre el logro de “duplicar las camas críticas” y “darle una señal a cada uno de los que nos cuidan que estamos pensando en ellos y que valoramos enormemente el esfuerzo que hacen todos los días”.

A más de 5 meses de comenzada la crisis sanitaria, bastaron dos semanas de aumento sostenido de los casos para que en regiones como el gran Rosario el sistema de salud esté al límite de sus capacidades. Hay serias dificultades para poder acceder a una cama de UTI en el sistema público, y el sistema privado plantea una situación similar.  Muy lejos de la duplicación de las camas críticas, Rosario tiene apenas 90 camas de terapia. Y en Hospital Modular en Baigorria no está totalmente operativo por problemas técnicos. En cuanto al valor que le dan al equipo de salud basta ver los 6 meses de deudas salariales, la falta de reconocimiento desde el punto de vista de las remuneraciones y la desprecarización, o la no incorporación de los mismos al Comité Operativo de Emergencia.

Pero como no se trata de machacar sobre lo que no se hizo hasta ahora, queremos centrarnos en propuestas que resuelvan una situación, que de no modificarse va a encontrarnos a los profesionales definiendo quién tiene acceso a una internación y a un respirador. A eso nos enfrentaremos en las próximas semanas si continúan así. Tiene razón el gobernador en que hay problemas de recursos humanos. Pero es una falacia que entregando en comodato respiradores al privado, se va a resolver algo. La indiferencia para con el personal de salud, nos llevó a esta situación. Está claro que todo redunda en destinar el presupuesto adecuado. Aportamos ideas que entendemos mejorarían las prestaciones. El no analizarlas y aplicarlas los va a hacer aún más responsables del daño a la salud de la población:

1)     Estabilidad laboral para los trabajadores de la salud que hoy están precarizados.

2)     Que se incorporen a la planta de salud los residentes de tercer año de clínica médica, cardiología, terapia y UCO que finalizan su especialidad, en las guardias, unidades críticas y salas de internación durante la pandemia. Finalizada la misma se distribuirá el recurso.

3)     Que el ofrecimiento de aumento de carga horaria que están realizando a quienes trabajan en UTI y guardias, además de ser voluntario, tenga topes de horas y que se haga con ampliaciones horarias en blanco. Luego de finalizada la pandemia se redistribuirá este recurso de acuerdo a las formaciones específicas de cada profesional. Estos ofrecimientos deben realizarse también al resto del personal de la red. El mismo criterio debe ser tomado con las nuevas incorporaciones.

4)     Decretar el manejo del ministerio de todas las camas tanto públicas como privadas. En la actualidad el sistema privado define la aceptación de pacientes en base a sus propios criterios. Las camas son para el que las necesita.

5)      Incorporación de la representación de los profesionales al COE. Esta medida permitiría que se tenga en cuenta, nada más y nada menos, que la visión de los que están realizando los cuidados en los lugares de trabajo.

6)     Recomposición salarial que reconozca la responsabilidad y el esfuerzo de los que hace casi 6 meses estamos en la primera línea.

Prensa SIPRUS – Fesprosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *