San Lorenzo: abrazo simbólico al Hospital Granaderos a Caballo

Por Comunicación CTAA* | Este jueves 24 a las 10.30 horas, ATE Rosario y SIPRUS realizarán un abrazo a la institución denunciando que “se encuentra al borde del colapso, atravesando una situación gravísima e inédita en su historia”. Pico de contagios, testeos deficientes al personal, guardia saturada, falta de inversión, dificultades para atender la demanda, una dirección acéfala y el debilitamiento de la red interinstitucional para el abordaje de distintas problemáticas de la población, son parte de un panorama crítico.

Foto: Prensa ATE Rosario

Las demandas por parte de las y los trabajadores de la salud son reapertura urgente de la paritaria, salario y condiciones dignas de trabajo; pase a planta del personal monotributista; cobro del salario en tiempo y forma y con los bonos de nación y provincia; conformación de un comité de crisis en que participen los/as trabajadores/as; designación de una dirección que conozca el hospital y tenga experiencia en gestión contra la pandemia; reemplazo de los y las trabajadores de salud licenciados en el Primer y Segundo Nivel de Atención; y mayor inversión para las condiciones edilicias, aumento de camas y de personal.

Otro punto central es también que se garanticen las condiciones de bioseguridad laborales: testeos periódicos al personal, elementos de protección personal de calidad y en cantidad suficiente y cubrir los puestos descubiertos con personas descansadas y bien pagas.

El efector sufre carencia de cargos y reemplazos del personal licenciado por edad, o patologías preexistentes y de las personas aisladas por contagio, o por ser contacto estrecho. ATE Delegacion San Lorenzo y SIPRUS señalan que faltan controles necesarios, ya sea por hisopado o test serológicos, que la guardia quedó sin camas y se hace necesario ampliar su cantidad. Denuncian “falta de previsión e inversión necesarias en estos seis meses de iniciada la pandemia”.

“Nos encontramos a la deriva en medio de una pandemia, con una dirección médica y jefatura de guardia acéfalas, producto de la irresponsabilidad de la autoridades ministeriales y del poder ejecutivo en no dar el apoyo y condiciones necesarias para que quienes venían organizando todo lo referido a la organización del hospital, puedan continuar su labor. Hoy debemos esperar una suplencia en la dirección con la incertidumbre que genera toda transición”, explicaron.

A esto se suma que el gobierno provincial no garantiza el pago de los reemplazos a médicos y médicas que realizan guardias de manera precarizada (monotributistas), hay a quienes se les adeudan los ingresos del mes de julio, también guardias de reemplazo del mes de marzo y no se han abonado adicionales de guardia activa al personal de planta. En estas mismas condiciones se encuentra el personal de los sectores de enfermería, administrativos y servicios generales.

Y azuzaron: “esto desnuda crudamente la incapacidad o desinterés de nuestros funcionarios, la misma región en donde salen las riquezas de nuestro país al exterior es la que asiste a la escena trágica de cómo se desploma su sistema de salud. Nos encontramos al borde de nuestras fuerzas, trabajando más horas y habiéndose ampliado notablemente la demanda, viviendo la tensión continua que implica llevar adelante rigurosamente los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio propio, de compañeros/as y el de la población atendida”.

Desidia escalonada

La situación que atraviesa el Hospital “Granaderos a Caballo” se ve agravada por la falta de fortalecimiento del Primer Nivel de Atención (provincial y municipales), donde también hay ausencia de reemplazos, afectando así el acceso a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, controles y seguimientos de recién nacidos y atenciones de niños/as y adolescentes, como de los adultos mayores con diversas patologías.

“Los distintos sectores estatales que intervienen en los territorios han visto reducida su capacidad de atención a la población, habiéndose debilitado notablemente la red interinstitucional para el abordaje de distintas problemáticas de la población (violencia familiar y de género, adicciones, discapacidad, embarazo adolescente, etcétera), siendo el sistema de salud la caja de resonancia de la inacción de distintos niveles y áreas del Estado”, dijeron los sindicatos.

Y recordaron a José Portillo, profesional comprometido con la salud pública, cuyo fallecimiento por Covid 19 “fue una terrible pérdida para todo el Sistema de Salud de la región y para la comunidad”. En su nombre, exigieron respuestas urgentes para garantizar el derecho al trabajo digno y la salud de la población y realizarán un abrazo simbólico al Hospital Granaderos a Caballo el jueves a las 10.30 horas.

*Comunicación CTAA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *