Guardapolvos de la dignidad

Por Comunicación CTAA* | En la mañana de este viernes, estatales, docentes, profesionales de la salud y municipales unificaron sus reclamos como sectores esenciales en un ícono: su uniforme de trabajo. El ‘Guardapolvazo’ fue en rechazo a las políticas de ajuste del gobierno de Omar Perotti.

En la actividad unitaria participaron referentes de ATE Rosario, COAD, SIPRUS,  AMSAFE Rosario, el Sindicato de Municipales y CTAA Autónoma. Plantearon la necesidad de aumento salarial, el rechazo de las sumas en negro, pidieron más presupuesto para salud y educación y expresaron su rechazo al veto de la Ley 13.992 para asistir a reemplazantes de Educación, cosa que también hizo por unanimidad la Cámara de Diputados en la sesión de ayer.

Desde el comienzo de la pandemia los gremios estatales se unieron para enfrentar las duras medidas de un gobierno catalogado como “insensible y ajustador”. Las y los esenciales, que son quienes ejecutan día a día las políticas públicas, recibieron en medio de esta crisis sanitaria, social y económica, un 0% de aumento en blanco a nivel provincial. Un acuerdo que fue pactado a espaldas de las y los trabajadores entre el gobierno de Omar Perotti, y las direcciones provinciales de los sindicatos.

“Esta es una jornada que la Central ha impulsado para plantear que las y los trabajadores de la salud y la educación somos esenciales y no somos descartables”, dijo el Secretario General de la CTAA Rosario y Amsafe Rosario, Gustavo Terés. “Es una exigencia al Gobernador que ayer la legislatura nuevamente rechazó su veto y lo anuló para poder habilitar que los reemplazantes puedan recibir una bonificación, un pago, un reconocimiento económico. Y no sólo eso: también es una exigencia para que el gobernador contrate a trabajadores reemplazantes para garantizar la revinculación de miles y miles de alumnos que necesitan estar en la escuela, para que tomen  medidas de bioseguridad para cuidar de la salud de las y los trabajadores”, afirmó.

“Todo este arco sindical de nuestra ciudad rechaza las sumas no remunerativas, ni bonificables porque no impacta ni en nuestra obra social, ni en la jubilación, no aporta a los adicionales, ni tampoco en los aguinaldos”, dijo la Secretaria de Organización de la CTAA Rosario y Secretaria General de ATE Rosario, Lorena Almirón.

Por su parte, el Presidente de SIPRUS, Diego Ainsuaín recordó que los funcionarios plantearon que, entre el 2019 y el 2020, hay entre un 60 y 70 % de aumento de las consultas en el sistema de salud público. “Dan sólo un diagnóstico pero no han dado ninguna solución y  hoy estamos atendiendo a esta pandemia con menos personal que con el que atendíamos previamente”, consideró. Y advirtió que se mantienen las deudas salariales desde 2019 con parte del personal de salud. “Estamos pidiendo por nuestras condiciones de trabajo, también un reconocimiento y el blanqueo de las sumas salariales y fundamentalmente mayor presupuesto”, dijo.

Federico Gayoso, Secretario General de COAD (docentes e investigadorxs universitarixs) explicó que “no compartimos empleador, porque nosotros dependemos del estado nacional, pero entendemos que hay lógicas que se repiten. Venimos a decir que la crisis no la paguemos las y los trabajadores. Recursos hay, el tema es para dónde se dirigen. A nosotros nos pagaron el aguinaldo en cuotas por decreto, pero no avanzan medidas redistributivas. Estos últimos días les bajaron los impuestos a la soja, a la megaminería. Para recortar a los trabajadores siempre es más fácil, mientras el impuesto a las grandes fortunas  se viene hablando desde marzo y no pasó nada con eso”.

“No vamos a abandonar la lucha, porque no vamos a abandonar la vida de nuestros compañeros y compañeras: cuidamos la vida, defendiendo nuestros derechos”, cerró Almirón.

*Comunicación CTAA Rosario – Fotos: Sofía Alberti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *