Presencialidad, pandemia y desigualdades

Por CTAA* | Este lunes, con burbujas, retornaron a las escuelas los niveles inicial y primario. El clima gélido, la saturación del sistema sanitario que no cede y los riesgos epidemiológicos afectan de manera distinta a diversas zonas y sectores sociales. “Garantizar una presencialidad segura, es que haya servicios fundamentales igualitariamente para las infancias y juventudes”, expresaron desde la CTAA Rosario.

“Con temperaturas bajo cero, hoy cientos de niñes y adultes fueron arrastrados, sin criterio epidemiológico ni pedagógico, a una presencialidad riesgosa. El gobierno de la Provincia de Santa Fe no expone una planificación seria en base a criterios epidemiológicos y garantizando los servicios esenciales para todos los establecimientos. Ya se avizora una tercera ola y seguimos viendo que no se protegen la salud y la vida de la comunidad educativa y toda la población”, analizaron desde la central obrera.

La CTAA Rosario, nuclea gremios nodales a la hora de caracterizar la pandemia, como les docentes de Amsafe Rosario, estatales de ATE Rosario y profesionales sanitarios de SIPRUS. Desde esa articulación permanente plantea una serie de puntos relevantes. Primero, que todas las personas quieren retornar a la presencialidad, como recuperar sus actividades de modo habitual. Pero es tarea del Estado que esa recuperación dialogue con la ocupación de camas críticas, hoy arriba del 90% en Rosario y zona.

Además, a la hora de recorrer las escuelas, hay cuestiones muy claras: la presencialidad de las burbujas convocadas es alta en sectores sociales medios-altos, donde las condiciones edilicias permiten interactuar con espacios ventilados pero climatizados. Pero no llega a un tercio en los establecimientos que no cuentan con las condiciones necesarias para evitar no sólo el Covid 19, sino otras enfermedades respiratorias.

“Los parámetros no los puede determinar el gobernador en base a la presión social, esto se tiene que hacer con responsabilidad y honestidad”, indicó el Secretario General de la CTAA Rosario y Amsafe Rosario, Gustavo Terés. “Queremos saber es cuáles son los números, más allá de que mida o no electoralmente. Si el gobernador dice que estamos por debajo del porcentaje de camas críticas que lo diga, si sostiene que los números de incidencia dan menos de 500, entonces estamos para la vuelta. Si esos números están por arriba que justifique por qué”, concluyó Terés.

Comunicación CTAA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *