Amsafe, SIPRUS y ATE Rosario paran 48 horas y marchan a Santa Fe

Por Comunicación CTAA* | Los días 20 y 21 de octubre los gremios de la CTA Autónoma van a la huelga en rechazo a la oferta paritaria provincial. Movilizarán en la capital provincial con contingentes que saldrán temprano el miércoles desde Rosario.

Exigiendo como pliego común salarios dignos; condiciones de trabajo; pases a planta; blanqueo y pase al básico de todas las cifras no remunerativas y no bonificables; rechazando el desfinanciamiento de la Caja de jubilaciones y la obra social; por el aumento de las asignaciones familiares (hoy en $780 para trabajadores de la provincia), entre otros puntos sectoriales, las entidades sindicales encaran una nueva semana de protesta. En esta ocasión, con una movida que se espera importante en la ciudad de Santa Fe.

Con una votación contundente, la docencia provincial rechazó la propuesta del 17% en cuotas. Por ello, hasta en Rafaela, la ciudad de origen del Gobernador Perotti, un 80% rechazó su oferta. “Pedimos que mejoren la oferta salarial, tenemos una inflación que no para. El miércoles vamos a ir una movilización las 19 delegaciones”, dijo el Secretario General de AMSAFE y CTA Autónoma Rosario, Gustavo Terés.

Los reclamos de las y los maestros son, además de los planteados: el cese del descuento en concepto de impuesto a las ganancias; la defensa de todos los derechos previsionales; contra el recorte de prestaciones y ‘tarifazos’ en IAPOS; y la anulación de las destitularizaciones masivas dispuestas por el gobierno.

Ahora es cuando

En plan de lucha hace más de dos meses, el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (SIPRUS – Fesprosa) también consideró insuficiente el aumento y, mediante una votación de las bases, definió seguir con los paros. “Necesitamos el cumplimiento de los pases a planta, cambio de escalafón en salud y desarrollo social y reconocimiento de la enfermería en la Ley 9282”, detallaron.  “Si no es ahora ¿cuándo se reconocerá lo que hicieron los trabajadores de la salud, que pusieron el cuerpo y la cabeza en estos dos años de pandemia?”, se preguntó el Presidente de SIPRUS – Fesprosa, Diego Ainsuaín.

Por su parte, las y los trabajadores dependientes del estado provincial, nucleados en la Asociación Trabajadores del Estado Seccional Rosario, se opusieron también a la aceptación de la propuesta oficial. Pero, en su caso, la conducción provincial del gremio sí aceptó y firmó el acuerdo de manera inconsulta. Está claro que los gremios en que las bases votaron, irán al paro.

“Rechazamos lo firmado en paritarias entre el gobierno de Omar Perotti y las cúpulas sindicales. Exigimos que el aumento de las asignaciones familiares, vacaciones para personal de salud, resolución de todos los expedientes de pase a planta, reconocimiento de choferes y radioperadores del 107”, dijo la Secretaria General de ATE Rosario, y de Organización de la CTAA local, Lorena Almirón.

Además, reclamó la democratización de la paritaria y consideró que “cada trabajador, cada trabajadora tiene voz y debe tener voto”.  Y analizó: “el tema es discutir calidad del salario y cantidad, porque el salario es un derecho que garantiza otros derechos. El tema de fondo pasa porque discutiendo porcentajes, en realidad reproducimos la miseria. Partimos de salarios muy bajos en amplios sectores de la provincia, hay recibos de sueldo con 22 ítems, salarios básicos que no superan los tres mil pesos y se desconoce en realidad sobre qué ítems se calculará el incremento salarial”.

Vale recordar que, por la Ley de Blanqueo Salarial Nº 12.469 sancionada en 2005, toda aquella suma que el Estado pague en negro a sus trabajadores debe ser blanqueada progresivamente, y toda modificación a la política salarial del sector público provincial debe tener carácter remunerativo. Esa dinámica prevaleció por cinco lustros en la provincia de Santa Fe. Quien terminó con eso fue el Gobernador Omar Perotti, con la consecuencia del desfinanciamiento a la caja de jubilaciones y la obra social IAPOS.

“Pelear por derechos no es pelear por privilegios. Nos quieren hacer pasar por privilegiados y sólo luchamos por no estar en la línea de la pobreza”, sintetizó Terés.

*Comunicación CTAA Rosario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *