8M: feminismo y sindicalismo como factores indisociables

Durante el II Encuentro de Sindicalismo y Feminismo realizado en Rosario, alrededor de 150 compañeras de Argentina y Latinoamérica expusieron sus vivencias y detallaron las principales metas para plantear colectivamente, con perspectiva feminista, internacionalista y gremial.

Las del 19 y 20 de febrero fueron dos jornadas intensas, llenas de intercambios y mística. Hubo trabajadoras de los más diversos sectores (ver abajo) y orígenes geográficos: Chile, Uruguay, las argentinas de Santa Fe, CABA, Córdoba, Entre Ríos, San Juan, Chaco, Mar del Plata, Misiones, Salta, entre otras provincias.

Hubo ejes de trabajo transversales en todo el encuentro: violencia y acoso, convenios colectivos de trabajo, licencias paterno maternales, precarización, tareas de cuidado, perspectiva de géneros en paritarias, derechos sexuales y reproductivos, acceso e igualdad a tareas, etcétera.

“Las situaciones que nos atraviesan a lo largo y a lo ancho de Latinoamérica son comunes a todas las mujeres y diversidades de todos los sindicatos”, definió la Secretaria General de ATE Rosario, Lorena Almirón. “Para nosotras es muy importante problematizar, debatir, visibilizar los obstáculos que tenemos las mujeres sindicalistas en nuestras propias organizaciones sindicales y cuáles son las estrategias que nos damos para poder cambiar esta situación”, dijo.

Lorena Almirón

“Es importantísimo adquirir experiencias, valores y todo tipo de información que podamos ganar para empezar a generar igualdad y más conciencia de clase en las mujeres que quieran incorporarse al gremio de Aceiteros”, dijo Carina Savone de la Comisión directiva del Sindicato de Aceiteros de Rosario (SOEAR).

“Nuestro feminismo no puede ser de derecha, es un feminismo clasista y anti sistémico”, aseguró la dirigenta del Departamento de Género de ATE Nacional, Clarisa Gambera. “Nuestro primer paro fue una respuesta ante un femicidio (Lucia Pérez) y post encuentro de mujeres (que es una herramienta de organización intergeneracional, federal e histórica). Unidad de acción con un programa común. Aprendí a hacer política en los Encuentros Nacionales de Mujeres, a generar consensos y aceptar las diferencias. Son instancias de pedagogía feminista que supimos construir. También de ahí salió la campaña que nos enseñó a construir consenso y programa esa forma de hacer política la tenemos que evocar y usar para otras cosas”.

Laura Mehring y Carina Savone

Consideró que la tarea es retomar y potenciar esa perspectiva dado que “estaba muy desprestigiado ser sindicalistas en los espacios feministas, el paro nos dio esa posibilidad: hay que sindicalizarse, es el lugar más incómodo, hay que llenar de feministas los sindicatos. La herramienta del paro nos entrelazó: clasismo y feminismo ya no se pueden separar entonces es nuestro momento por un feminismo popular”.

Florencia Puente, Coordinadora de Proyectos de la Oficina Cono Sur de la Fundación Rosa Luxemburgo, consideró que la huelga “permitió canales de diálogo entre los espacios sindicales que muchas veces encuentran un divorcio bastante grande con el feminismo. Y al revés también: muchas veces es difícil en espacios feministas llevar lo que es el mundo y las discusiones del ámbito del trabajo. Desde la Fundación venimos trabajando en torno a cómo entender el paro del 8M como un proceso político de izquierdas que impulsa de manera dinámica el avance de las izquierdas anti capitalistas en la región”.

Pamela Valenzuela, Vocera de la Coordinadora Feminista 8 de marzo e integrante del Comité de Trabajadoras y Sindicalistas de la Coordinadora 8 de marzo de Chile, aseguró que apuestan por “el feminismo habla de todo y por ende es transversal. Tenemos un Comité que aborda casi cada lucha que se da en nuestro territorio con una perspectiva en clave feminista con un programa y un plan de lucha que hemos levantado desde 2018 a través de Encuentros Plurinacionales de las y los que luchan”.

Puente y Gambera

Con una fuerte definición internacionalista, la chilena contó que el proceso de acumulación de fuerzas en su país llevó a que “hoy en día estamos disputando una Constitución feminista, cada día es un día histórico, ayer ganamos los artículos de un sistema de justicia paritario, plurinacional. Hemos también aprobado los artículos que hablan de una democracia paritaria, esperamos ser la primera Constitución en el mundo que tenga la interrupción voluntaria del embarazo escrita con esas palabras”.

Partiendo de la base de que “la igualdad nunca ha existido”, consideró la paridad como un piso mínimo, “una paridad sustantiva que reconoce que históricamente mujeres, disidencias y niñeces hemos sido oprimidas y que en el fondo se requiere una institucionalidad y una legalidad que reconozca que aquello existe y que además incorpore medidas de política pública tendientes a equiparar la cancha”.

Gabriela Segovia trabajadora y delegada de UTE -la empresa de energía eléctrica estatal y pública de Uruguay-, e integrante de la Comisión de Género del Sindicato AUTE, adelantó que “nuestra aspiración es que el 8 de marzo haya una huelga de mujeres, hacer sentir que cuando las mujeres no estamos se para el mundo”.

Puente

Para Gambera, de ATE Nacional, las actividades gestadas hacia los 8 de marzo, trajeron “esa inteligencia y la posibilidad de ligar femicidio/violencia con el paro y pudo vincular la relación entre violencias y capitalismo que nos habla de un sistema opresor, ahí se nos abrió un nuevo escenario a las sindicalistas. Fue conflictivo construir ese paro pero desbordó, rebalsó y nos dejó un piso muy fértil para pensar el 8M. Nuestras centrales no hablaban por conflictos previos y las feministas empezamos a hablarnos y a saltar ese cerco contra la atomización. Nuestra pedagogía feminista por los consensos y contra la atomización para lograr la unidad de acción”.

“Estamos trabajando en cómo podemos sumar más compañeras aceiteras el 8M y evaluando que sea con paro y que no nos descuenten el día para tratar de incluir más. Ver si podemos generar en paritarias un punto de inflexión para que se nos pague el día y poder ir a la marcha y participar. En estos encuentros se junta la fuerza del movimiento feminista con la potencia del movimiento de las trabajadoras”, detalló Savone de Aceiterxs.

Segovia y Valenzuela

“Queremos un sindicato feminista, es una definición política construir desde el feminismo para poder lograr la transformación que necesitamos. Y no solamente enfocar en los derechos laborales y sociales que necesitamos las trabajadoras mujeres, sino también en una transformación real del sindicato rompiendo las estructuras patriarcales. Es necesario poder construir de esta manera, con la mayor unidad y diversidad posible”, convocó Almirón de ATE Rosario.

*Equipo de Comunicación ATE Rosario – Nota realizada a partir de la cobertura colaborativa de las organizaciones convocantes (ATE Rosario, SOEAR y Fundación Rosa Luxemburgo)

Notas vinculadas

VIDEO

Uruguay y Chile: momentos decisivos en la lucha de mujeres y diversidades

La potencia feminista se organiza de cara a los desafíos del mundo del trabajo

Programa del Encuentro

 

*Lista de organizaciones presentes

ATE Rosario – SOEAR – SOEA Rafaela y Esperanza – FTCIODyARA – Fundación Rosa Luxemburgo – Dirección del Sindicato de la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (AUTE) y de la Comisión de Género y Equidad de AUTE (AUTE-Uruguay) – Coordinadora 8M y parte del Comité Sindical (Chile) – CTA Autónoma Rosario – Fatpren – Cispren – Ate Nacional – ATE Córdoba – CTAA Capital –  SIPRUS – Fesprosa – COAD – FENAT-CTAA – SITOSPLAD – Mujeres del Hormiguero – Coordinadora Ni una Menos Rosario – Colectivo Feminista ante la Emergencia Sanitaria – AMMAR Rosario  – Trabajadoras meretrices – Familiares victimas de femicidio – Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma – Apsee (energía) – Red de docentes feministas Lanús/ENM y disidencias regional zona sur – Sindicato de casas particulares de Entre Ríos – Sindicato de casas particulares de San Juan- Sindicato de casas particulares de Río Cuarto (APECAF CTA Rio Cuarto) – Aptasch (Fesprosa) Chaco – Sindicato de curtidores – Sadop CABA – Luz y Fuerza Mar del Plata – Fetaap Misiones – Fetaap Salta – Fetaap Santa Fe –  UTA – Sindicato de choferes particulares – ATRES Agrarios – Coordinadora de los Centros de Promoción de Derechos de las Mujeres. De la secretaría de Género y DDHH de la Municipalidad de Rosario – SOCRA (curtidores) – Sindicato de trabajadores alfajoreros, reposteros, pasteleros y heladeros, Havanna

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *