Banderas en tu corazón: enorme jornada de lucha contra el FMI

En el marco de la Jornada Nacional de Lucha, la CTA Autónoma Rosario marchó de la mano de cientos de trabajadorxs. De esos que, con o sin empleo, están de todos modos empobrecidxs. El rechazo a la injerencia del Fondo Monetario Internacional en la política del país fue unánime: sus planes económicos profundizan la desigualdad y la miseria. Se exigió reapertura de paritarias y trabajo digno.

Faltan menos de veinticuatro horas para que se conmemore un nuevo aniversario de la gesta de Mayo de 1810. Hay un juego de espejos que circula en estas fechas patrias, donde a la vez sentimos que luchamos contra lo mismo, ante la misma impunidad del poder. Pero, también hay un halo de rebelión y certeza, de la mano de quienes se animaron a hacer acción la transformación de la realidad.

En una mañana nublada en Rosario la esquina del Ministerio de Trabajo se fue poblando de personas. Trapos, pecheras de diversos colores. Bombos y trompetas. Se veían inscripciones de ATE Rosario, Amsafe Rosario, SIPRUS –Fesprosa, COAD, Jaboneros, Aceiteros, la CTAA, la FENAT y la CCC, entre otros. Pero el reclamo era uno: ‘la deuda es con el pueblo, fuera FMI de Argentina’.

Fotos: Sofía Alberti

Con ese lema la CTAA se movilizó no sólo en Rosario, sino también en Santa Fe y Reconquista (entre otras), donde estuvo presente el Secretario General, Gustavo Terés. La presencia del dirigente local en el norte provincial se vincula en parte con esa transformación desde abajo que nos invita a pensar la Revolución de Mayo: la organización del sector docente en una elección próxima, que propondrá distintas miradas sobre cuál es el rol de los sindicatos.

La jornada de lucha de la Central se montó fuerte en todo el territorio nacional y vale destacar que además de la marcha que fue hasta Gobernación en Rosario -donde se realizó un acto unitario-, también hubo múltiples cortes de organizaciones sociales. Allí pidieron mayor asistencia para paliar el hambre, pero con la perspectiva de lograr trabajo digno para quienes hoy no tienen acceso a lo elemental.

Fotos: Sofía Alberti

Pobres con empleo

Hoy una persona necesita cobrar alrededor de 160 mil pesos para vivir dignamente, tomando la enumeración de derechos que el salario debe cubrir del Artículo 14 Bis de la Constitución Nacional y la Ley de Contrato de Trabajo. Pero la mayoría de quienes viven del trabajo propio no sólo está lejos de esa suma, sino que no cubre ni la mitad. Y encima desarrolla tareas en condiciones precarias en tanto a continuidad laboral y derechos, e infraestructura y salud laboral.

“El estatuto del Fondo es neocolonial y somete a nuestros pueblos. Eso impacta en la vida cotidiana, las condiciones de vida de nuestro pueblo mediante el control de las cuentas, exigiendo recortes en educación, salud, salarios, en las políticas de jubilaciones. No es un problema abstracto, nos afectará a lo largo y ancho del país”, explicó Terés.

Terés (en el centro de la foto), en Reconquista

“Que la deuda la paguen quienes la fugaron, acá la deuda es con el pueblo, con los trabajadores y trabajadoras que hoy realmente estamos con salarios paupérrimos. Los aumentos que nos han otorgado en cuotas, no nos alcanzan. Es necesario una revisión de la paritaria, es necesario que se adelanten las cuotas de aumento que nos fueron otorgadas, que nos quedan –en el caso del estado provincial- 3 cuotas de 8%”, dijo Lorena Almirón, Secretaria General de ATE Rosario y de Organización de la CTAA en la escalinatas de Gobernación local –que la policía no quiso liberar-.

“No podía ser de otra manera, que en el previa de la Revolución de Mayo nosotros estemos en la calle, hay que recuperar las calles. Hay que reclamar lo que corresponde, no hay que esconderse, hay que decir lo que hay que decir cuando están pasando las cosas y no hay que esperar que nos sigamos endeudando y que sigamos pagando el costo de este ajuste que no nos corresponde a nosotros”, consideró Almirón.

Fotos: Sofía Alberti

Comunicación CTAA Rosario – Fotos: Sofía Alberti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *