El plan Perotti: a la escuela con cartones en los pies y frazadas en la espalda

Esta mañana, bajo un frío polar, ATE Rosario y Amsafe Rosario reclamaron por la situación en los establecimientos educativos. No hay gas en un 70% de las escuelas, se dan viandas frías, saltan las térmicas por usar pavas eléctricas, los montos para alimentos son mínimos y el cinismo es la única respuesta oficial. Además, se exigió reapertura de paritarias ya.

Frente a Gobernación, se plantearon nuevamente reclamos tan históricos como vigentes. Innumerables fueron las concentraciones, denuncias, frazadazos y demás acciones de los sindicatos  y la comunidad educativa ante la dramática situación en la que se trabaja y aprende.

Ya pasaron 9 días de frio intenso siendo otoño y en las escuelas la situación es insostenible. La Ministra de Educación, Adriana Cantero, sólo opina que vivimos en un clima tropical y desde el gobierno se ‘pasan la pelota’ con Litoral Gas ante una situación largamente denunciada: el 70% de las escuelas del Departamento Rosario no tienen gas.

Hubo un mísero aumento de la copa de leche y comedores escolares que sigue sin cubrir mínimas necesidades nutricionales: se destinan hoy $22,26 por copa de leche y $64,66 de comedor escolar, montos sobre los que deben descontarse otros gastos de funcionamiento. En un contexto social de aumento de los comensales por la pobreza extendida, la definición política sobre el área, roza lo criminal.

Se dan viandas frías en algunos establecimientos y “las compañeras tienen que calentar agua en pavas eléctricas y hay lugares donde salta la térmica”, detalló la Secretaria General de ATE Rosario, Lorena Almirón. “Se ponen cartones en los pies y los pibes frazadas para ir a la escuela, es insostenible esto”, aseguró. Y advirtió que “tenemos propuestas: comité mixto de seguridad e higiene en los lugares de trabajo y un plan de resolución integral, no ir atrás de la emergencia”.

Por la pandemia las escuelas estuvieron casi sin actividad presencial en los establecimientos, pero en un año y medio no se mejoró nada y hoy públicamente el gobierno culpa a la empresa de gas y viceversa. “Estamos recorriendo las escuelas, hay cantidad de problemáticas y van creciendo. Gracias a la lucha algunos reclamos de ATE, Amsafe y toda la comunidad educativa algunas cosas se resolvieron, pero no alcanza claramente. No se puede trabajar ni aprender así”, sentenció Almirón.

Asimismo, los sindicatos expusieron la necesidad de contemplar un incremento ya del presupuesto educativo que, claro, incluya también la reapertura de la paritaria, la actualización de las asignaciones familiares –que son en la provincia de las más bajas del país-, la devolución de los días de paro del año pasado, creación de cargos y la efectivización de políticas públicas que garanticen el funcionamiento de las escuelas.

Tanto se dijo públicamente de la presencialidad, pero queda en evidencia que era sólo un caballo de batalla partidario: así no se puede hablar de calidad educativa. “En el medio de Perotti y Litoral Gas, hay personas, trabajadoras y trabajadores, niños y niñas con frío y hambre en esta situación social. Lo que sucede en una provincia rica como Santa Fe debe indignarnos a todos y todas. Y esto también va para el gobierno nacional, donde se prioriza el pago de una deuda espuria a las necesidades de la gente”, cerró la dirigenta de ATE Rosario.

Compartimos notas relacionadas:

 

Equipo de Comunicación ATE Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *