Almirón: “no hay paz ni orden con salarios de miseria y precarización laboral”

El miércoles, frente a la Sede de Gobierno en Rosario, la CTA Autónoma Rosario acompañó a les trabajadores de la administración pública provincial en su reclamo por la inmediata reapertura de paritarias, el adelanto de las cuotas de aumento, pase a planta, condiciones dignas de trabajo y políticas serias para enfrentar la crisis.

La escena en la plaza San Martín no distó de lo que vive por estas horas el país. Caras de preocupación y enojo se repetían en la fría mañana. Organizando la bronca, una vez más ATE Rosario salió a la calle en unidad con Amsafe Rosario y hubo desobligación de delegades, de 9.00 a 15.00 horas.

Lorena Almirón, Secretaria General de ATE Rosario y de Organización de la CTAA, planteó que el salario de un estatal no debe ser un monto fijo, ni un porcentaje. “Nuestro sueldo debería ser como dice la Constitución Nacional: un salario que nos permita vivir dignamente, para comer, para vestirnos, para hacer recreación, que nos alcance para la educación, para la salud, para el trasporte, para todos los servicios, para pagar el alquiler”.

Doce mil millones de pesos es el superávit de la provincia de Santa Fe, una suma significativa que no se ve reflejada en salarios, condiciones de trabajo, en educación o salud -por nombrar sectores que son esenciales y garantizan derechos fundamentales-. “Realmente es inadmisible que acá, que sobra la plata, que no se invierta en las cosas que se deben invertir. Hay compañeros de la Secretaría de Niñez que están precarizados, hay compañeros de distintos efectores de salud que siguen precarizados. No hemos tenido el pase a planta como corresponde en muchos sectores”, manifestó la dirigenta.

A su turno, el flamante Secretario General de Amsafe Rosario, Juan Pablo Casiello, recordó que “venimos con este reclamo desde hace tiempo y con salarios muy atrasados desde años anteriores y esta vez se firmó la paritaria en marzo y al poquito tiempo vimos que nos quedamos cortos, que la inflación nos ganaba. Planteamos hace tiempo la reapertura de la paritaria, que se adelanten los tramos que faltan y que se incorporen tramos con urgencia porque si algo faltaba fue este tema de la renuncia de Guzmán, lo que hizo fue aumentar la urgencia y la necesidad”.

“Le decimos al gobernador Omar Perotti que no hay paz y orden –como proponía en su campaña- si no hay salarios dignos, si no hay compañeros que tengan su estabilidad laboral, si sigue habiendo actos de violencia en los lugares de trabajo en los barrios, si los barrios no tienen para comer, si los trabajadores y trabajadoras que tendríamos que tener un salario digno y mejores condiciones estamos por debajo de la pobreza”, concluyó.

Comunicación CTAA Rosario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *