Una movida que abrió puertas

Este jueves la CTAA Rosario reclamó por salarios dignos, reapertura de paritarias y pase a planta, en el marco del paro, marcha y acto de trabajadorxs de PAMI Rosario. Producto de la lucha, las autoridades de la obra social de lxs jubiladxs llamaron a una negociación el lunes.

Como parte de las diversas medidas de lucha lanzadas a nivel nacional por la CTA Autónoma, la Regional Rosario se sumó este jueves a la protesta estatal. Las medidas en PAMI Rosario se intensificaron las últimas semanas y se coronaron hoy con una nutrida marcha desde el Policlínico PAMI I hacia la ULG IX.

El miércoles la Junta Interna de ATE Rosario en PAMI había iniciado un paro por 48 horas (con sostenimiento de guardias mínimas), en continuidad del reclamo por pase a planta,  fortalecimiento de efectores propios, recuperación de capitas, sistema de traslados propio y eficiente. Este mediodía una colorida columna del gremio estatal y la CTA Autónoma, volvió a recorrer el microcentro para ‘cuidar la salud de las y los jubilados, defendiendo en sintonía los derechos de las y los trabajadores’.

Hubo concentración, marcha, acto y asamblea. En esta última, les trabajadores definieron levantar las medidas de fuerza y asistir a la negociación del lunes con las autoridades. De lo que se hable en esa reunión dependerá la continuidad o  no de distintas acciones gremiales.

La militancia estatal y de la CTA Autónoma Rosario se sumó a esta actividad en defensa de la salud, de nuestrxs jubiladxs, también levantando los reclamos por reapertura de paritarias y contra el ajuste. Por eso, la Secretaria General de ATE Rosario y de Organización de la CTAA local, Lorena Almirón, agradeció la presencia de otros sectores gremiales y de la agrupación barrial El Hormiguero.

“Tenemos hoy trabajadores que no tienen trabajo, que vinieron a abrazar este conflicto. Que están en la lucha en el marco de una jornada nacional de la CTA por un salario universal, por un salario básico, para que ninguna persona en este país esté con hambre”, dijo.

Durante su discurso, reconoció la lucha de les trabajadores de PAMI y de quienes son verdaderos dueños de esa obra social: las y los jubilados “que muchas veces no reciben las prestaciones que corresponden”. Advirtió además que el sindicato sostuvo la medida pese a las presiones, porque se precisan espacios de diálogo realmente resolutivos con las autoridades. Al momento, las promesas realizadas en los encuentros, se las llevó el viento.

“Volvemos a estar en la calle. Y eso no es culpa de los trabajadores y trabajadoras, sino que es culpa del incumplimiento de las autoridades del PAMI. Tenemos esa reunión el lunes, que como decía Guillermo esperamos que realmente esto se destrabe, no queremos seguir con reclamos eternos, no es la idea. Pero si nos obligan vamos a estar presentes, vamos a poner el cuerpo”, adelantó Almirón.

Para la dirigenta, el freno de los pase a planta del personal que atendió al sector más vulnerable durante la pandemia, sigue siendo una falta de reconocimiento inadmisible y un incumplimiento repudiable de compromisos asumidos.  “Habrá diálogo al que vamos dispuestos y dispuestas a resolver con respuestas concretas en las manos, si no vamos a seguir acá intensificando las medidas junto con todos los trabajadores y trabajadoras”, concluyó.

Comunicación CTAA Rosario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *