Basta de quemas: masivo corte del puente a Victoria

En la tarde del sábado 13 de agosto fue impresionante la autoconvocatoria en el ingreso al Puente Rosario – Victoria para protestar en contra de las quemas en las Islas frente a nuestra ciudad. Ante una impunidad flagrante y un funcionariado que se muestra impotente o cómplice, la población salió a defender el humedal y su salud, dado que el aire de Rosario tiene índices alarmantes de contaminación.

La comunidad de Rosario y zona viene protagonizando jornadas de movilización históricas por la problemática ambiental. La CTA Autónoma Rosario acompañó esas instancias exigiendo ley de humedales ya y condena a los responsables del ecocidio que se sufre en la ribera del Paraná. En la previa a la marcha del sábado, como una provocación reiterada y muestra de la impunidad reinante,  se propagaron focos de incendio en nuestro humedal.

Esto se debe en buena medida a que tras años de estas prácticas en las islas entrerrianas nunca se avanzó en resolver el conflicto de quemas. No hubo intervención estatal seria y no la hay tampoco ahora. Por eso la frase “humo y plomo, el negocio de matar” recorrió con tanta fuerza la ciudad hoy regada de cenizas de uno de los ecosistemas más ricos y de sangre de jóvenes de los barrios populares.

“Se tiene que terminar esto. Es una vergüenza el desconocimiento manifiesto de las autoridades nacionales sobre el tema y su bochornosa intervención, la complicidad de los gobiernos de ambas provincias y la inacción judicial. Hay una población presa de estas prácticas que van a modificar para siempre el ambiente no sólo de Rosario, sino del país. Acá está la cuenca de agua dulce más importante que tenemos y un ecosistema valioso en sí mismo, pero que además es fundamental para regular el clima, el aire, el agua”, dijeron desde la CTAA Rosario.

Los días venideros habrá nuevas acciones contra el ecocidio y por la ley de humedales que proteja toda la zona del humedal y delta del Paraná.

Comunicación CTAA Rosario

Fotos:  Carlos Salazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *